Condenado por decir en el lugar de trabajo de su expareja que ella era una «mala madre»

La justicia considera al acusado responsable de un delito de injurias


Ourense

Primero lo condenó un juzgado de instrucción y ahora los jueces de la Audiencia confirman el fallo. Poner en entredicho, sobre todo si se hace ante terceras personas, la capacitación de alguien para educar a sus hijos puede acarrear consecuencias penales, y esto es lo que le ha ocurrido a un acusado que tendrá que afrontar un reproche legal por haber dicho que su expareja era una «mala madre». Así lo han dictaminado los jueces, quienes ven probado que el acusado «con la única finalidad de menoscabar el honor» de su expareja, acudió al lugar en el que ella trabajaba para proferir la expresión contra ella. No fue esa la única ocasión, ya que también quedó constatado que el imputado semanas más tarde se presentó por segunda ver en el lugar de trabajo de la perjudicada, volviendo de nuevo a gritar en voz alta que era «mala madre». Para los jueces esas expresiones son constitutivas de un delito leve de injurias o vejaciones, por el que imponen al acusado una condena de quince días de localización permanente. Además, tendrá que permanecer otros cinco meses sin acudir al lugar de trabajo de la ofendida y pagar las costas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condenado por decir en el lugar de trabajo de su expareja que ella era una «mala madre»