Los brotes acaban con los chapuzones

Tras un verano marcado por los aforos, Ourense decretó el fin de la temporada

r. n. p.
ourense / la voz

El endurecimiento de las restricciones en las medidas para evitar la propagación del covid-19 en la ciudad de Ourense han tenido muchos efectos colaterales. Uno de ellos tiene que ver con el cierre prematuro de la temporada de verano en las piscinas públicas de Oira. Al filo del mediodía de este jueves, el Concello de Ourense anunciaba que desde las 15.30 horas de ayer quedaba cerrado el recinto municipal por «risco de confluencia de máis de 100 persoas». La medida llegó justo un día en que los termómetros volvieron a dispararse con facilidad por encima de los 30 grados.

Antes de este abrupto final de la temporada de verano, las dudas iniciales de trabajadores y usuarios sobre el funcionamiento de las piscinas públicas, lo cierto es que la sensación generalizada es que fue posible el equilibro entre control, higiene y ocio acuático.

¿Cómo funcionaron las piscinas en esta era? La desinfección, la distancia y el aforo fueron los requisitos exigidos para mantener su actividad. En el caso de las instalaciones de Oira, solo se podía alcanzar un 75 % de su disponibilidad total. Los bañistas bían pedir cita a través de la página piscinasmunicipaisourense.com y escoger un turno dentro del horario establecido. Para finalizar la reserva, el usuario estaba obligado a indicar su conformidad con el cumplimiento de la normativa del covid-19. Así, el compromiso provenía tanto del personal de control como de la responsabilidad individual de los bañistas. «Pedíamoslle a xente que fose ó baño sempre con mascarilla, que usaran o xel tanto na entrada como na saída. Cada media hora poñíamos un audio polos altofalantes no que recordabamos que había que manter o distanciamento social, a obrigatoriedade das mascarillas nas zonas de tránsito...», explica Ecequiel Quiroga, socorrista de las piscinas de Oira. Su segundo verano en las instalaciones municipales fue, pese a todo, tranquilo y relajado.

Fuera de la ciudad, las restricciones no entraron en vigor. Aún así, en Allariz, la normativa es aún más estricta. Al ser instalaciones de menor tamaño, es necesario establecer aforo y turnos, tanto en las piscinas interiores como en las exteriores. Fuera, en la más grande, el aforo es de 30 personas, por lo que es necesario establecer turnos de 15 minutos: salen los primeros 30 y entran los siguientes, que estaban haciendo cola en un lateral. Es la única manera de que todos puedan disfrutar de la piscina respetando las medidas de seguridad. «A xente é bastante comprensiva coas normas que se lle piden. Entenden que hai que saír cinco minutos antes do vestiario para desinfectar e que hai que respetar as quendas das piscinas», señala el socorrista Brais Vidal.

«Eu non me sentín insegura en ningún momento», dicen los usuarios habituales

El público de las piscinas este verano fue fundamentalmente local: familias, parejas, amigos y sobre todo niños, que pasan las mañanas y las tardes en sus instalaciones de confianza. Y es que la confianza es este verano más importante que nunca:, pues de no haberla, muchos se quedarían en casa. «Eu non me sentín insegura en ningún momento, senón si que deixaría de vir», admite Berta Peleiteiro, Berta y su hijo de 8 años, Andrés, son asiduos de las piscinas de Allariz; un lugar donde el pequeño puede encontrarse con sus amigos, haciendo viajes entre la piscina y el río Arnoia. «Os rapaces acostúmanse moi rápido ós protocolos», cuenta la madre, aunque su hijo sostenga que la mascarilla «es un rollo».

Ángel Nova trabaja en Granda y solo pasa en Ourense un mes de vacaciones, en el que aprovecha para ir las piscinas de Oira. Son, según él, «o unico sitio de toda España onde hai unhas piscinas públicas tan boas; as mellores do país». Desde a Merca hasta Oira acudía también Ramón Casas, jubilado, cuando el sol y el día acompañan. Ramón dice ser un ciudadano del mundo, aunque admite que este verano «en casa es donde mejor se está».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los brotes acaban con los chapuzones