«La demanda de servicios sexuales a domicilio siguió incluso durante el confinamiento»

El programa Alumar, de Cáritas, atendió a 98 víctimas de trata entre los años 2009 y 2018


ourense / la voz

Llegó desde fuera de Europa a Ourense buscando un hueco en un equipo de fútbol. Y lo encontró, en categorías no profesionales, pero también vivió en sus carnes la explotación laboral. Él jugaba y desempeñaba tareas varias a cambio de una manutención raquítica, hasta que lo expuso ante la Policía, que se topó con un delito de trata de personas. Ocurrió en el 2017. Como quien dice, ayer. Mientras, a finales de aquel año, una operación policial en Castilla y León desarticuló una red de explotación sexual entre las que había una joven nigeriana, que apenas superaba la mayoría de edad y también fue trasladada a la ciudad de As Burgas, por protección, para integrarse en el Programa de Mujer de Cáritas Diocesana.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«La demanda de servicios sexuales a domicilio siguió incluso durante el confinamiento»