La afición llegó a Ourense con muchas ganas de carreras

El éxito organizativo anima a continuar con una temporada corta pero intensa


OURENSE

Que el Automovilismo gallego estaba ansioso de que regresara la competición se sabía de antemano. Fueron muchos meses con los coches parados en los garajes -desde noviembre a junio va mucho tiempo- y tras el confinamiento la gente lo demostró con creces el pasado sábado, en una nueva edición de un Rali de Ourense que ya va por la 53, pese al reto de esta temporada.

Los deportistas estaban ansiosos por volver a escena, los aficionados por regresar a las cunetas a vibrar con sus ídolos y los organizadores y federativos por demostrar que se pueden hacer carreras si la gente cumple las normas que nos ha impuesto a todos la pandemia del covid-19.

Fue un regreso celebrado por todo lo alto, con una lista de inscritos épica por mucho que los presupuestos se hayan descuadrado con la inactividad, con un recorrido corto pero intenso y con una lucha encarnizada por la victoria final. A esa emoción competitiva contribuyeron el siempre espectacular Cohete Suárez y el buen hacer del madrileño Pepe López, que nos hicieron disfrutar a todos hasta el último metro del tramo cronometrado de O Carballiño.

Y es que el Rali de Ourense regresó con las máximas expectativas y, aunque se vio mermado por la suspensión de actos como la ceremonia de salida o la entrega de premios, la emoción en las especiales fue la tónica general de una jornada calurosa en la que los neumáticos fueron protagonistas para ganarse el derecho a subir al podio de sus clasificaciones.

Ahora, después de un importante esfuerzo organizativo y también del público que ama la competición automovilística, quedó bien claro que haciendo las cosas como es debido la pandemia no tiene por qué frenar ni alterar los calendarios de las distintas federaciones en todas sus categorías. Sin ir más lejos, en unas semanas y de nuevo en Galicia disfrutaremos del Rali de Ferrol. Y a buen seguro que a partir de ahora, el ejemplo de esta emocionante apertura del nacional de Asfalto, nos lleva a ser más optimistas apuntando a la confianza de que contaremos en septiembre con nuestro Rali Ourense Ribeira Sacra, del certamen autonómico y que podremos cerrar esta extraña temporada en noviembre con el colofón final del automovilismo ourensano, que no es otro que el RallyMix de Barbadás, amén de otras iniciativas. Ojalá que así sea.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La afición llegó a Ourense con muchas ganas de carreras