¿Qué es la esclerosis múltiple?


La esclerosis múltiple es la enfermedad del sistema nervioso más frecuente en adultos jóvenes de entre 20 y 40 años y después de los accidentes de tráfico es la primera causa de discapacidad en occidente. Hay pocos casos de presentación en niños y en personas mayores de 55-60 años. Afecta con más frecuencia a mujeres en una proporción de 2,5:1. En España existen unos 50.000 pacientes y con los resultados de los últimos estudios epidemiológicos realizados en Ferrol, Ourense y Santiago se ha comprobado que la frecuencia de la enfermedad está aumentando. Actualmente su prevalencia en Galicia es de 139 pacientes por cada 100.000 habitantes lo que indica que hay entre 3.700 y 4.000 enfermos con un promedio de 11 nuevos pacientes cada mes.

La causa de la esclerosis múltiple se desconoce. La persona que la sufre nace con una predisposición genética aunque no se puede considerar una enfermedad ya que dos hermanos gemelos genéticamente idénticos no necesariamente la sufrirían ambos. El contacto con algún factor medioambiental que hoy desconocemos desencadenaría una reacción en el organismo que llevaría a la enfermedad. Se han estudiado factores tan diversos como virus, tóxicos, dietas, temperatura o humedad medioambiental, pero no se ha podido relacionar ninguno de ellos con la aparición de la enfermedad. En relación con el mecanismo que lleva a la enfermedad, sabemos que el sistema defensivo del organismo (el sistema inmunológico) no reconoce como propias determinadas proteínas del cerebro y trata de rechazarlas provocando una lesión neurológica. Esa lesión se produce en la vaina que sirve como aislante de los nervios (la mielina) de tal forma que su pérdida causa alteraciones de la conducción nerviosa que dependiendo de su localización en el cerebro darán lugar a una combinación de síntomas y de signos neurológicos (de ahí el nombre de «múltiple»). La lesión de esa vaina aislante puede recuperarse por completo (y por tanto a recuperarse la función normal) o dejar una cicatriz endurecida (de ahí el nombre de «esclerosis») causante de una secuela neurológica.

Los síntomas de la esclerosis múltiple son diferentes de paciente a paciente y dentro del mismo enfermo y dependen de la estructura del sistema nervioso que esté afectada. Si es el nervio óptico, el paciente notará una disminución de la agudeza visual, asociada o no a dolor, que va a durar al menos 24 horas y que puede seguirse de recuperación completa o parcial en los días siguientes; en otros casos el paciente nota sensación de acorchamiento o entumecimiento de una mitad del cuerpo o de una extremidad que puede ser transitoria (y en menor número de veces permanente); si las lesiones afectan a las vías motoras el enfermo notará debilidad en la parte del cuerpo que corresponda a la zona lesionada; cuando afecta a las estructuras responsables del equilibrio notará sensación de mareo, inestabilidad y torpeza para caminar y para realizar movimientos finos; si afecta a la médula espinal notará debilidad de extremidades con alteración de la sensibilidad y dificultad para el control de los esfínteres con episodios de retención y/o de incontinencia de orina. La duración de estos síntomas habitualmente es de varios días o pocas semanas y pueden presentarse de forma aislada o combinados. Se presentan bruscamente en lo que se denomina un brote de la enfermedad. En un 10-15 % de pacientes (habitualmente mayores de 40 años) la enfermedad se presenta de forma lentamente progresiva y con síntomas frecuentemente debidos a afectación de la médula espinal. Todo ello hace que existan tres formas clínicas: una forma primaria progresiva, una forma remitente-recurrente («en brotes») y una forma secundaria progresiva (son pacientes con brotes de la enfermedad y que tras 10-15 años comienzan a presentar síntomas de presentación lenta y progresiva sobreimpuestos a brotes tras los que quedan secuelas neurológicas permanentes).

La evolución de la enfermedad es impredecible y en la actualidad no disponemos de marcadores que nos permitan decir qué evolución experimentará un determinado paciente. Algunos enfermos (hasta un 12-15 %) continúan realizando una vida normal después de muchos años de realizado el diagnóstico (son los que tienen las llamadas «formas benignas»), mientras que otros ven modificados sus hábitos de vida e incluso su trabajo como consecuencia de las secuelas progresivas e irreversibles que sufren tras los brotes.

No existe un tratamiento curativo por lo que la finalidad fundamental de los actuales es cronificar la enfermedad en las mejores condiciones posibles. En Galicia disponemos de todos los fármacos aprobados por la Agencia Europea del Medicamento y actúan modulando el sistema inmune. Desde su introducción en 1993 han permitido modificar la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los enfermos prolongando 10 años su situación funcional y su esperanza de vida. No hay ninguna otra enfermedad neurológica discapacitante en la que se haya demostrado tanta eficacia terapéutica como en la esclerosis. Se utilizan según protocolos consensuados que deben ser modificados periódicamente en función de las nuevas incorporaciones y de los conocimientos.

El objetivo realista en este momento es detener la evolución de la enfermedad. La evolución de los tratamientos en esclerosis múltiple ha evolucionado mucho permitiendo cronificar la enfermedad en un gran porcentaje de casos con fármacos cada vez más cómodos y mejor tolerados. Actualmente hay más de 450 ensayos clínicos en marcha y se está haciendo una importante inversión para buscar fármacos que permitan tratar las formas progresivas de la esclerosis. Todo ello es muy esperanzador e indica el esfuerzo e interés que existe en buscar una solución a este problema.

Un último aspecto a destacar es que cualquier tratamiento con estos fármacos ha de acompañarse de una adecuada neurorehabilitación (que también es tratamiento). Este es un aspecto muy mejorable que actualmente se realiza menos veces de las deseables y que cuando es así, generalmente lo es durante un tiempo insuficiente.

Por José María Prieto González Jefe del Servicio de Neurología del Hospital Clínico de Santiago. Profesor asociado de Medicina

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

¿Qué es la esclerosis múltiple?