Los estorninos se adelantan un mes y ya hay 4.000 en Ourense

El gobierno ourensano volverá a contratar águilas para espantar a las aves

Estorninos y otras especes, como los aviones y vencejos, vuelan ya por el centro de Ourense
Estorninos y otras especes, como los aviones y vencejos, vuelan ya por el centro de Ourense

Ourense

El Concello de Ourense volverá a contratar a la empresa Larus Control, a la que ya encargó el año pasado la lucha contra la proliferación de estorninos en la ciudad. Esa compañía -que, entre otros métodos, utiliza águilas Harris para espantar a las aves- ya ha podido constatar que al menos 4.000 han vuelto a la ciudad en las últimas semanas. Se trata, según dicen, de una situación anómala porque no suelen reunirse hasta más avanzado el verano.

El año pasado los trabajos comenzaron en torno al mes de agosto y entonces había una colonia de aproximadamente 40.000 estorninos en Ourense, la mayor parte de ellos establecidos en la zona de Os Remedios. Tras comenzar el acoso de las águilas Harris, se dispersaron a otros lugares, como Barrocás o el campus universitario, hasta que la inmensa mayoría de ellos acabó desplazándose fuera del casco urbano. Se resolvió, según explica Juan Fraga, de la empresa Larus Control, el principal problema, que fue la invasión en Os Remedios, que llegó a tal punto que inutilizaba algunos espacios públicos para el tránsito de los peatones.

Llamadas de vecinos

«Los plazos que le marcamos al Ayuntamiento se cumplieron. Sacamos a los estorninos y conseguimos que durante el resto del invierno no estuviesen en el casco urbano», explica Juan Fraga. El representante de Larus Control destaca que, a partir de ese momento, se produjeron algunas entradas de grupos formados por una media de mil estorninos, «que se controlaron sin ningún problema».

Sin embargo, a mediados de este mes el Concello de Ourense empezó a recibir llamadas de vecinos del entorno del parque de San Lázaro alertando de la proliferación de estorninos en esa zona. El aviso fue trasladado a Larus Control y Juan Fraga confiesa que, de entrada, le costó creérselo: «Este año se ha adelantado la época nupcial. Generalmente, en estas fechas los estorninos todavía deberían estar acabando con su época de cría, pero vemos que en esta zona su ciclo de vida varía con respecto a otros lugares».

Lo normal sería, según dice, que las concentraciones del estornino negro, que es el autóctono, no comiencen «hasta principios del mes de agosto, como muy pronto», dice Fraga, que añade: «Hay otras zonas en España, donde sí se reúnen antes, pero nunca antes del 15 de julio. Es la primera vez que constatamos que hay estos problemas tan pronto».

Pese a la sorpresa que supuso, la compañía pudo comprobar que efectivamente se trataba de estorninos y, a falta de un recuento definitivo, calculan que son en torno a cuatro mil. «Aún no tenemos los datos exactos pero es una cifra orientativa», explica Juan Fraga, que insiste en la excepcionalidad de la situación que está viviendo Ourense. «Van un mes por delante de la zona más avanzada que conocemos hasta el momento. Es algo anormal», dice el responsable de Larus Control.

«Los 40.000 que estaban el año pasado se pueden volver a meter en la ciudad»

Un comunicado oficial del Concello ourensano anunció este lunes que el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, «quere converter Ourense nunha cidade hostil para os estorniños». El Ayuntamiento contratará de nuevo para ello a la empresa Larus Control, que para espantar a las aves utiliza, entre otros métodos, águilas Harris. La compañía pondrá en marcha una campaña de control similar a la del año pasado, que costó 9.000 euros, según informó en su día el ejecutivo.

Esos trabajos son indispensables, según explica Juan Fraga, representante de Larus Control. Los estorninos ya están reuniéndose y «estos que están llegando ahora probablemente sean la avanzadilla». Según dice, «los 40.000 estorninos que estaban el año pasado se pueden volver a meter en la ciudad en cualquier momento». Fraga cree que la efectividad del sistema está comprobada y destaca la recuperación para el uso público de la zona de Os Remedios. El parque donde estaban instalados estaba infrautilizado por la suciedad y el ruido que causaban y ahora la situación ha cambiado radicalmente: «Es lo que se persigue con este tipo de servicio, volver a dar funcionalidad a zonas públicas».

El comunicado difundido este lunes por el gobierno municipal dice que el uso de águilas Harris impedirá que los estorninos vuelvan a invadir este verano la ciudad. «O ano pasado expulsámolos cando chegamos á Alcaldía, alá polo mes de outubro», proclama el regidor, que añade: «Este ano imos expulsalos xa». El comunicado es claro al respecto: «O alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, decláralle a guerra aos estorniños».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los estorninos se adelantan un mes y ya hay 4.000 en Ourense