Así fue el primer bautizo poscuarentena

Los mellizos de María José Ferreiro, Álex y Xosé, recibieron el primer sacramento guardando la distancia de seguridad

María José Ferreiro, junto a sus hijos Álex y Xosé
María José Ferreiro, junto a sus hijos Álex y Xosé

Ourense

Lleno de asombro y muchas ganas. Así fue el primer bautizo en Ourense posconfinamiento. Los protagonistas de esta historia son Álex y Xosé, dos mellizos a punto de cumplir cinco meses, que el sábado por la tarde recibieron el primer sacramento en la parroquia de San Pío X. «Os nenos estaban que alucinaban con todo o que vían, despois de pasar tanto tempo na casa...», dice su madre, María José Ferreiro. «En canto souben que era posible bautizalos chamei ao cura para fixar a data, foi case dun día para outro, pero é que con tantos cambios dábame medo que a cousa volvese para atrás», añade. Ella tenía planeado hacérselo en abril, pero el estado de alarma lo impidió.

Los tres juntos forman una familia monoparental, rodeada del cariño y del apoyo de otros muchos familiares, algunos de ellos no quisieron perderse un día tan especial. «Nós somos dunha aldea de A Merca e non queríamos molestar á xente nunhas circunstancias como as actuais, así que só viñeron os que viven máis preto de nós. Foi moi curioso gardar as distancias entre nós e facernos fotos xuntos coa máscara, son anécdotas que o converten nun día único e a verdade é que tiñamos moitas ganas de reencontrarnos así que foi moi feliz », admite.

Álex y Xosé se bautizaron el sábado acompañados de sus familiares más cercanos
Álex y Xosé se bautizaron el sábado acompañados de sus familiares más cercanos

Tras la misa, los invitados brindaron sentados en una terraza, aunque María José dice que harán una celebración con toda la familia «en canto poidamos». Entre los asistentes no faltaron la orgullosa abuela de los mellizos ni tampoco sus padrinos: «Escollín á miña irmá Susana e ao meu primo Esteban para os dous nenos. Estaban emocionados e eu tamén, a verdade». Entre la novedad y la alegría, Álex y Xosé pasaron toda la ceremonia sonriendo y repletos de mimos.

Su mejor decisión

Los mellizos de María José nacieron el 17 de enero en el hospital de Ourense, pero hasta llegar ahí el camino que tuvo que recorrer esta ourensana de 38 años fue largo. «Decidinno fai xa uns anos. Sempre quixen ser nai, o tempo pasaba e eu non quería quedar soa. Custoume quedarme embarazada pero unha vez que o conseguín foi todo precioso, os nove meses pasaron de marabilla», relata.

El parto fue más complicado, pero viéndolo con perspectiva y con sus dos mellizos sanos en brazos prefiere ni recordarlo. «Son a miña mellor decisión e teñen o amor de toda a familia», resalta. En su caso, cuenta con ese apoyo, aunque se ha encontrado con dificultades en la administración pública: «Por motivos de saúde non podía ir a rexistralos e mandei á miña irmá cunha autorización firmada, non a deixaron facelo e tiven que enviar un xustificante médico, coma se eu fose un neno no instituto». Y también en el ámbito laboral: «Queren fomentar a natalidade en Galicia pero os trámites e a conciliación, polo menos no Sergas, non o facilitan para ser nai solteira», termina María José que es auxiliar de enfermería.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así fue el primer bautizo poscuarentena