Los funcionarios de Justicia se reincorporan al 60 % con recelo sobre la distancia interpersonal

María Teresa Rodríguez Vázquez
Maite Rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Imagen de la oficina del Juzgado de lo Penal 1 de Ourense.
Imagen de la oficina del Juzgado de lo Penal 1 de Ourense. Alternativa

La Xunta asegura que se realizaron mediciones para organizar los puestos de trabajo y el sindicato Alternativas na Xustiza afirma que hay escasez de material de protección frente a contagios

27 may 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El público todavía no puede acceder a los juzgados con carácter general, salvo para consultas con cita previa, algún juicio o trámites en el Registro Civil. Con la entrada en la fase 2, los funcionarios se van reincorporando al trabajo: de un 30 % ayer se pasaba al 60 % de trabajadores en sus puestos. Esta situación, según el sindicato Alternativas na Xustiza, está generando posibles situaciones de riesgo en algunos juzgados ourensanos. Según esta central, en la mayoría «non se respecta a distancia de seguridade». «A Xunta non fixou turnos de tarde nin dotou de mamparas de seguridade aos xulgados», sostiene su representante en Ourense, Marta Fornos. Asegura que las medidas de seguridad establecidas por la Xunta en los juzgados se limitan a las pegatinas con su logo. Añaden que faltaban mascarillas y otros materiales de protección a primera hora de ayer.

En llamadas a los juzgados de Ourense, este periódico pudo saber que por lo menos ayer sí había suficientes mascarillas, gel y guantes para los funcionarios que estaban trabajando. No hay mucha cantidad de material, pero sí suficiente para empezar, precisó el juez decano, Leonardo Álvarez. En las oficinas de los juzgados ourensanos, no hay mamparas de separación entre los puestos de trabajo, pero sí existe barrera -un mostrador con ventanilla cerrada- entre la oficina y el pasillo del público. Desde el principio del estado de alarma, en las oficinas que carecían de esta estructura y que reciben a público en el interior, como el juzgado de guardia y el Registro Civil, sí se instalaron mamparas, indica el decano.

Desde Vicepresidencia de la Xunta, informaron que la Administración autonómica llevó a cabo medidas de prevención para comprobar con mediciones que se cumplían los dos metros de distancia entre puestos de trabajo, además de instalar mamparas u otras barreras físicas donde fuese necesario.