Del confinamiento a rozar la gloria

Germán Nóvoa y Rubén García valoran las opciones de sus equipos en busca de un puesto en Segunda B


OURENSE

El extraño desenlace de la Tercera División no empaña la gran trayectoria del Ourense Club de Fútbol y del Centro de Deportes Barco, que pelearán por el ascenso en las eliminatorias express diseñadas por el ente federativo. Una plaza en Segunda B está en el horizonte y, en todo caso, la disputa de unas eliminatorias entre los mejores de su categoría, épico para ambos conjuntos.

Del sentir de ambas plantillas pueden dar fe sus respectivos capitanes. En el bando capitalino, Germán Nóvoa (Ourense, 1996) cumple con el perfil del tercer elenco más joven de la competición, tras los dos filiales: «Por ilusión no nos va a ganar nadie y, en mi caso, es mi primera fase de ascenso, estoy como un niño pequeño, deseando que empiece, aunque aún hay muchas dudas y ni siquiera sabemos cuando vamos a entrenar juntos».

En el polo opuesto está Rubén García, eso sí, no menos motivado: «Ya jugué siete promociones y disfruté de cada una, como disfrutaré esta vez. Pero la sensación será agridulce, porque es inigualable, para un barquense como yo, jugar por ascender con el equipo de casa, después de su mejor clasificación histórica. No va a ser lo mismo sin esas 2.000 personas que seguramente se iban a reunir aquí».

A Germán, como al resto de sus compañeros, le hubiera gustado disputarle el título al Compos sobre el terreno de juego, lo que habría aumentado las opciones de entrar en la categoría de bronce, pero prefiere centrarse en lo que queda por delante: «Es un final extraño, pero es lo que hay y, al menos, reconoce el trabajo que hemos hecho durante la temporada y mantenemos opciones de ascenso». Más contundente es aún el centrocampista valdeorrés, que reconoce no sentirse muy satisfecho por la solución: «Aunque podamos parecer favorecidos, personalmente hubiera preferido acabar la Liga. Yo hubiera declarado el torneo nulo, porque lo que sí me hubiera parecido injusto es que ascendiera el Compos sin promocionar».

El Barco, en todo caso, pasa por una situación un tanto pintoresca, porque parte de su plantel reside en el Bierzo, lo que representa incluso complicaciones con la movilidad: «No creo que eso sea realmente un problema, porque aún teniendo seis o siete jugadores fuera, supongo que se podría tramitar un permiso para que se trasladaran si en ese momento sigue habiendo restricciones. Quizás lo más complicado es que el Compos es prácticamente un equipo profesional y nosotros trabajamos la mayoría, no es fácil planificar ahora una pretemporada. Aún así, intentaremos llegar en las mejores condiciones. A un partido puede suceder cualquier cosa».

El capitán de los ourensanos, un fijo en los esquemas defensivos de Fran Justo, también se muestra respetuoso con su rival, el Arousa: «Es un equipazo, de las mejores plantillas de la categoría. Tiene bastantes veteranos y saben muy bien a lo que juegan, es muy difícil superarlos, así que debemos rendir al máximo».

El fondo físico puede resultar decisivo en una disputa tan condicionada

Aún con muchas interrogantes en cuanto a la forma en que los dos representantes provinciales prepararán el playoff, es evidente que la preparación física se reinventó a marchas forzadas en muchas disciplinas y, en el caso del fútbol, las pautas las están marcando los profesionales. Desde fuera, equipos como el Ourense CF parecen tener una baza en su juventud, a lo que Germán Nóvoa enfoca con cierta prudencia: «Quizás la forma física sea una de nuestras bazas, porque deberíamos coger el ritmo antes, pero otros equipos echarán mano de su experiencia. Nunca sabes lo que puede decidir un partido», a lo que añade que incluso ha perdido algún quilo durante la cuarentena, aunque está deseando volver a tocar balón.

Rubén García es otro de los que saca tiempo de cualquier parte para mimar su estado físico, aunque no esté en plena temporada, pero admite que la situación le parece delicada: «Dejamos de entrenar juntos a mediados de marzo e igual no podemos volver a hacerlo hasta junio. Es una locura y todos sabemos que no llegaremos en la forma idónea. Habrá que primar sobre todo en la salud de los deportistas e intentar minimizar las lesiones, pero los técnicos no lo tendrán nada fácil».

Y por lo visto durante la temporada de la Tercera División, ninguno de los contendientes puede confiarse. El Compos - Barco y el Ourense CF - Arousa son enfrentamientos de muy alto nivel, al que seguirá una final casi a cara o cruz.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Del confinamiento a rozar la gloria