El día que el COB cabreó a Sabonis

Fran Crujeiras recuerda que el lituano llegó sobremotivado al Pazo, tras el triunfo ourensano en la primera vuelta


OURENSE

Fue un 31 de marzo de 1995. El Real Madrid llegaba al Pazo Paco Paz y el gigante lituano Arvydas Sabonis escribió una página aún inigualable en la Liga ACB, con una estadística de 32 puntos, 27 rebotes, 5 tapones y 5 robos de balón. Un total de 66 de valoración, récord de la competición que acaba de cumplir 25 años de vigencia.

Muy cerca de aquella leyenda del baloncesto estuvo aquella noche Fran Crujeiras, entonces vistiendo la camiseta de aquel Coren Ourense y hoy confinado en casa junto a su padre en su Ribeira natal: «Aún me vacilan muchos amigos, diciendo que lo hizo porque lo marcaba yo, pero la verdad es que yo me encarga de Arlauckas, a él lo seguía Bryson. Pero era igual, aquel día no lo hubiera parado nadie. Fue uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y, cuando quería jugar de verdad, era imparable».

El pívot gallego, que llegó a la élite en el club ourensano añade otra clave importante de aquella gesta, la motivación extra que presentó en aquella ocasión su cualificado rival: «Era el partido de la segunda vuelta y en la primera les habíamos ganado en su cancha, con una súper tangana que había elevado mucho la tensión. Aquella temporada Sabonis no jugaba más de 25 ó 30 minutos por partido, para cuidarse de sus lesiones, pero aquella noche fue a por todas desde el principio y no había quien lo sentara en el banquillo. Por si me quedaba alguna duda, vi a Arlauckas un par de veces años más tarde y me lo confirmó, en su vestuario sabían que quería ganarnos como fuera».

El equipo ourensano aguantó como pudo en la primera mitad, amparado en los lanzamientos exteriores de Darrell Armstrong, máximo encestador de la temporada, y Chandler Thompson. Pero al inicio de la segunda mitad, el Zar lituano comandó un parcial de 0-11 al que ya no pudieron responder los hombres del texano Randy Knowles. Crujeiras resalta que «cada cosa tiene su época, pero competir con gente como aquella era muy bonito». El aniversario de aquella gesta de Sabonis reavivó muchos recuerdos en los últimos días. No fue para menos.

Una leyenda muy motivada

Que Arvydas Sabonis era una de las grandes figuras de la Liga ACB de aquel curso 1994/95 era una evidencia. Sus lesiones, sin embargo, lo estaban obligando a dosificar sus fuerzas, pero llegó al Pazo espoleado por la derrota por un punto en la primera vuelta y por la tangana que caldeó el ambiente en Madrid. En Ourense, el lituano resultó imparable.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El día que el COB cabreó a Sabonis