El Barbadás tuvo que parar cuando más aceleraba

Cinco victorias consecutivas revalorizaron al equipo de Agustín Ruiz


OURENSE

«Lo hablé varias veces con el presidente del Barbadás, nunca viví una temporada de fútbol en la que le pasaran tantas cosas a mi equipo», así resumía Agustín Ruiz la trayectoria de un cuadro azulón que se presentaba con hechuras para optar al ascenso a Tercera y que tardó en dar esa imagen en el torneo.

Con todo, cinco victorias consecutivas antes de la alarma sanitaria demostraron que el cuadro de Os Carrís tiene mimbre para seguir plantando batalla o, al menos, para sacar una lectura positiva de cara al próximo curso: «Desde el partido ante el Pontevedra B, incluido algún despiste más, hemos mejorado e independientemente de los resultados, creo que ya éramos un equipo muy jodido de ganar».

Tras un acuerdo con la UD Ourense que permitió a los azulones contar con algunas figuras emergentes en su plantilla, con jóvenes que ya conocían al propio Agustín, surgieron problemas físicos de jugadores como Iván, Isma o Dacoba a lo que se sumaron los retrasos para solucionar el tema del transfer de Tiago.

«Quizás el acuerdo debió cerrarse antes, pero hay que trabajar con lo que tienes. Al final, eran chicos jóvenes, que necesitan un tiempo para adaptarse. Había muchos jugadores con gran potencial, pero también venían de mucho tiempo jugando muy poco», matiza el propio Agustín, que en todo caso está satisfecho de la evolución de su equipo: «Algún futbolista que me conocía como Álvaro se adaptó antes y los otros necesitaron adaptarse a lo que yo quería. A día de hoy, yo diría que todos entienden como jugamos y sobre todo cómo es esta categoría, que no es nada sencilla».

A la hora de hablar de futuro, justo cuando se ampliaron quince días más los efectos del estado de alarma, las incógnitas se acumulan para el vasco afincado en Ourense, que espera rescatar los réditos de un trabajo que ha sido fructífero en la presente campaña: «No sabemos si jugaremos un mes más o dos o si la Liga se terminará. La verdad es que la conocía de antes y lo que más me sorprendió fue la forma en la que cambian algunos equipos si juegan fuera o en casa. En nuestro caso es verdad que todo se interrumpió cuando mejor estábamos, pero espero que lo que hemos avanzado durante la temporada nos sirva para tener una pequeña base de cara a la próxima temporada».

Si se reanuda el torneo, el Barbadás todavía intentará plantar cara en la recta final de la competición liguera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Barbadás tuvo que parar cuando más aceleraba