No podrá ver a su hija durante un año, tras ser condenado por agredirla

El progenitor increpó e insultó a la chica, lanzando una cancilla que alcanzó a la víctima en la pierna


ourense / la voz

No han trascendido los motivos que desencadenaron la agresión o las circunstancias en las que se produjo pero sí las consecuencias penales que tendrá para un padre haber insultado y golpeado a su hija.

Lo deja claro la sentencia dictada por la magistrada del juzgado de lo penal número dos de Ourense, en la que condena a José Manuel G. L. como responsable de un delito de maltrato en el ámbito familiar, por el que le impone una pena de 31 días de trabajos en beneficio de la comunidad. Asimismo, y como suele suceder en este tipo de delitos, se prohíbe al acusado acercarse a la víctima, en este caso su hija, durante un año. En ese tiempo no podrá estar a menos de 100 metros de ella, como tampoco comunicarse de modo alguno.

Queda así probado que en la noche del 11 de febrero del 2019, el acusado se encontraba acompañado de su hija en el exterior de la vivienda familiar, situada en el municipio de Vilamarín. En un momento dado el progenitor «comenzó a increpar e insultar a su hija y, posteriormente, y con ánimo de menoscabar su integridad física, agarró la cancilla y la lanzó, alcanzando a la víctima en la pierna derecha».

Lo admitió todo

El propio acusado reconoció los hechos durante la breve vista oral que se celebró en la capital ourensana fruto de las diligencias judiciales que se abrieron a causa del incidente. Debido a esa circunstancia, la sentencia acordada por las partes es de conformidad y contra ella ya no cabe la posibilidad de que se presente recurso alguno.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

No podrá ver a su hija durante un año, tras ser condenado por agredirla