Un control fronterizo interceptó en Ceuta a un acusado de un delito sexual en Ourense

La Audiencia vuelve a aplazar el juicio en su contra para que pueda formalizar su defensa


ourense / la voz

Por tercera vez en el último año tuvo que suspenderse este miércoles en la Audiencia provincial de Ourense un juicio por un caso de agresión sexual denunciado en enero del 2017. Si las en las dos ocasiones anteriores las vistas se aplazaron por la ausencia de uno de los acusados, así como de la propia víctima y denunciante, esta vez todos los implicados en el asunto estaban presentes, pero se detectó a última hora un incidente procesal que obligó, de nuevo, a fijar un nuevo señalamiento.

Y es que a la letrada del imputado que estaba en búsqueda y captura, Abderramán N., no se le había dado traslado de las actuaciones para que pudiera presentar su escrito de acusación, dado que se ha hecho cargo de la representación del imputado hace apenas unas semanas, por lo que todas las partes estuvieron de acuerdo en aplazar. Eso sí, desde la Fiscalía de Ourense ya se adelantó que se harán los trámites de la forma más rápida posible para que el juicio pueda celebrarse en menos de un mes. Además, para garantizar que Abderramán no pueda volver a sustraerse de la acción de la justicia, se realizó una comparecencia tras la cual la Audiencia acordó para él la prisión provisional por esta causa.

Y es que el acusado, originario de Marruecos, fue detenido hace poco más de un mes en un control fronterizo de Ceuta. Tras permanecer durante un largo tiempo en su país natal, tomó la decisión de regresar a España pero cuando presentó su documentación en la aduana a los agentes les saltó la orden de detención que había en su contra y que había sido dictada en Ourense, por lo que fue arrestado en ese mismo instante.

Este caso se remonta a la noche del 25 de enero del 2017. Según se recoge en el escrito de acusación, Ion A. B., Abderramán N. y una tercera persona que no ha podido ser identificada, quedaron con la víctima en la calle Jesús Soria de la capital con el fin de comprarle un teléfono. Sin embargo, después de conseguir que el perjudicado aceptara subirse en el coche con ellos, los acusados lo llevaron a la zona de Oira. Allí Abderramán le habría colocado un cuchillo en el abdomen. «Tras agredirlo con bofetadas y puñetazos le obligaron a que les entregara todo lo que llevaba, consiguiendo de esta forma hacerse con 96 euros en efectivo, así como dos tarjetas bancarias y un móvil», recoge el escrito del fiscal. El episodio no habría terminado ahí, ya que siempre bajo la intimidación del cuchillo y el uso de la fuerza física, habrían obligado a la víctima «a desnudarse totalmente y a practicarle una felación al procesado Abderramán». Tras esto los acusados lo habrían dejado marchar, «advirtiéndole de que no denunciara estos hechos porque de lo contrario le quitarían la vida». A pesar de esto el perjudicado se personó en la comisaría para contar lo que le había ocurrido, si bien tras hablar con un agente se marchó a su casa para buscar el DNI. No volvió hasta cinco días después, cuando sí firmó la denuncia, si bien posteriormente renunció a ejercer acciones penales. Eso sí, a la vista señalada para ayer en la Audiencia sí acudió el denunciante, quien además se comprometió a comparecer en la nueva fecha para la que se señale.

En cuanto a los dos acusados, esta misma semana tendrán que volver a comparecer en un tribunal, en este caso un juzgado de lo penal, para responder por otro caso de robo con intimidación por el que también han sido imputados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un control fronterizo interceptó en Ceuta a un acusado de un delito sexual en Ourense