Una fundación se personará en el caso de los padres acusados de la muerte de un bebé y las lesiones de otro

El juez ha decidido, atendiendo a los argumentos de la Fiscalía, juzgar a los progenitores por homicidio imprudente y lesiones


ourense / la voz

Tras decidir el juez que dirige la instrucción del caso de los bebés de Ourense, uno de los cuales resultó fallecido mientras que el otro sufrió heridas de gravedad, que los progenitores de los gemelos sean juzgados por el homicidio imprudente de uno y las lesiones del otro, el asunto podría tener nuevos protagonistas. Este mismo miércoles la Fundación Amigos de Galicia anunciaba su intención de personarse como acusación popular en la causa, que se investiga desde marzo del año pasado en el Juzgado de Instrucción número 1 de la capital ourensana, del que es titular Leonardo Álvarez. «La Fundación Amigos de Galicia era conocedora del caso acontecido en marzo, y tras conocer la noticia de la reconsideración del juzgado de admitir el recurso de reforma presentado por la Fiscalía de Ourense, ha decidido personarse en la causa en defensa de los menores», explica el comunicado. Recuerdan que la organización centra sus esfuerzos en «la defensa de los derechos de los menores» y aseguran que en estos momentos ya son parte en casos que se sustancian en juzgados de Cambados, Vedra, Mondoñedo, Lugo, Cospeito y Valga. «La entidad se viene personando como acusación particular en los procedimientos judiciales abiertos en los que existan menores desprotegidos», aseguran.

Fuentes judiciales constatan, pese a todo, que dado lo avanzado que está el caso, la instrucción ya está cerrada, habrá que ver si la ley permite que se incorpore ahora una nueva parte como acusación particular.

Recurso a la Audiencia

El hecho de que el juez haya atendido a los argumentos de la Fiscalía, que sostenía que los padres de los pequeños, que tenían dos meses cuando ocurrieron los hechos, pudieron actuar de forma negligente al colocar un calefactor cerca del pequeño fallecido, cuyas ropas estaban totalmente mojadas, así como las vestiduras del maxicosi. El calefactor pudo haber quedado encendido cuando los padres se fueron a dormir, encontrando al pequeño muerto al despertarse. Esto podría ser constitutivo de un delito de homicidio imprudente, que contempla penas de prisión de uno a cuatro años. En todo caso el auto dictado este martes por el juzgado que lleva el caso es susceptible de ser recurrido ante la Audiencia provincial por la defensa de los padres, a los que se retiró la tutela del otro bebé.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una fundación se personará en el caso de los padres acusados de la muerte de un bebé y las lesiones de otro