La muerte de un agente en comisaría: casi cuatro años de investigación y una incógnita sin despejar

El caso, por el que fueron detenidos dos compañeros del policía, sigue oscilando entre la hipótesis del homicidio y la del suicidio


ourense / la voz

Este domingo, 19 de enero, se cumplen dos años del arresto de los policías, y hermanos gemelos, Bernardo y Roi D. L. En una operación desarrollada entre Ávila, donde Roi trabajaba como instructor en la academia, y Ourense, donde residía Bernardo, jubilado anticipadamente, se materializó una detención motivada en su presunta responsabilidad en la muerte de un compañero, Celso Blanco Álvarez, hallado muerto en la comisaría el 9 de abril del 2016. Casi cuatro años después de aquello la instrucción sigue abierta, oscilando entre la hipótesis del homicidio y la del suicidio. Este mismo viernes la jueza acordaba prorrogar la instrucción durante otros 15 meses, mientras los gemelos se han querellado contra ella ante el TSXG.

¿Cómo empezó todo?

Celso Blanco fue encontrado sin vida en su despacho, cerrado por dentro, de la quinta planta de la comisaría el 9 de abril del 2016. Tenía un disparo en la cabeza y junto a él estaban tres de las seis armas que habían desaparecido del búnker entre el 2014 y el 2015. El asunto se trató en las primeras horas como un suicidio, porque antes de morir Celso había enviado un correo electrónico, desde el ordenador del despacho, con una autoincriminación sobre el envío de anónimos injuriosos hacia jefes y compañeros efectuado tiempo atrás. El caso lo asumió, por estar de guardia, el juzgado de Instrucción 3, y a su titular, Eva Armesto, algunas cosas no le cuadraban. Decretó secreto de sumario y empezó a recabar pruebas que, en enero del 2018, derivaron en las detenciones.

¿Qué pasó tras el arresto?

La jueza acordó la puesta en libertad de los sospechosos, bajo fianza de 60.000 euros, comparecencia diaria en el juzgado y entrega del pasaporte. Fiscalía y acusación particular, ejercida por la familia de Celso, habían pedido prisión, pero la togada no la acordó, concluyendo pese a todo que existían indicios de la comisión «de forma conjunta y planificada» de diversos delitos cometidos entre mayo del 2014 y abril del 2016, concretamente robo con fuerza, tenencia ilícita de armas, revelación de secretos, simulación de delito, acusación o denuncia falsa e injurias y calumnias. «Así mismo, a ambos se les investiga por un presunto delito de homicidio en relación al agente fallecido en la comisaría de Ourense», se informó entonces.

¿Cuál era la teoría?

La magistrada, Eva Armesto, consideraba que la muerte de Celso había sido provocada por terceras personas y situaba Bernardo y Roi como principales sospechosos. También les atribuía a ellos dos el robo de las armas del búnker y el envío de anónimos, uno de los cuales destapó la existencia de una trama presuntamente corrupta dentro de comisaría y desembocó en la Operación Zamburiña, que próximamente sentará en el banquillo de la Audiencia a varios integrantes del grupo de estupefacientes, acusados de colaborar con narcotraficantes.

¿Cuáles eran los indicios?

Entre otros, la jueza citaba que Roi D. L. había estado «en la comisaría en las horas en que se produjo la muerte, entre las 15.12 y las 17.11 horas». También destacaba que había dejado su Volvo «aparcado marcha atrás en el único lugar no visualizado por las cámaras» y ello, matizaba, después de haber estado por la mañana con el otro vehículo que usaban, un Audi, también aparcado en un «lugar no visualizado por las cámaras». Meses después del arresto, en julio de ese mismo año, los gemelos volvían a declarar al juzgado, tras incorporarse a la causa un papel con pólvora hallado cerca del cadáver, en el que se halló ADN suyo. Los agentes lo justificaron porque en ese era su despacho de trabajo y allí reutilizaban a veces la pólvora que usaban en sus competiciones de tiro. La jueza decidió entonces subirles a 100.000 euros la fianza, pero en diciembre la Audiencia corrigió esa situación, volviendo a los 60.000 euros y la comparecencia semanal en los juzgados.

¿Cuándo se acaba la instrucción?

Este mismo viernes, y en contra del criterio de la Fiscalía y de la defensa, Eva Armesto acordaba la prórroga de la instrucción durante otros quince meses más. Eso a pesar de que el año pasado la Audiencia provincial, que ya ha resuelto casi medio centenar de recursos sobre este complejo asunto, fijó enero del 2020 como fecha límite para investigar. La instructora considera que pueden tener importancia para el caso los resultados de varias periciales solicitadas en los últimos meses, entre ellas las del registro, y ya se han hecho varios, del coche de los investigados, y mantiene vivo el caso.

¿Cuál es la postura de la Fiscalía en este asunto?

Aunque tras el arresto de los agentes la fiscala solicitó prisión, la posición del ministerio público ha variado desde entonces. Tanto que, apoyándose en los numerosos informes que aseguran que la muerte de Celso fue un suicidio, y ante lo que considera ausencia de evidencias que indiquen que lo ocurrido fue un homicidio, ya ha solicitado el sobreseimiento del caso, como también lo ha hecho la defensa de los investigados.

¿Qué dicen los investigadores?

Cosas muy distintas. El pasado junio Asuntos Internos emitía un amplio informe en el que consideraba que la muerte de Celso había sido un suicidio, motivado por la «consternación» que sufría por la situación en comisaría, donde se hablaba ya del arresto de sus dos compañeros por el asunto de las armas y los anónimos. Este informe no veía lógico que los gemelos lo hubiesen matado y manipulado la escena para que pareciera una autolisis, pero la UDEV de Ourense presentó en octubre otro informe sosteniendo lo contrario. Para los investigadores de la propia comisaría fueron los gemelos quienes mataron a Celso, para que no les delatara. A mayores, hay otros tres informes que también avalan la teoría del suicidio.

¿Qué pasará ahora?

La Audiencia, que hace unos meses ya dijo que la instrucción estaba siendo «inquisitiva» y «general», tiene sobre la mesa pronunciarse sobre el sobreseimiento solicitado. Su decisión será clave para el devenir de un complejo caso que acumula ya 18.000 folios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La muerte de un agente en comisaría: casi cuatro años de investigación y una incógnita sin despejar