El primer «champán» de O Ribeiro lo crearon los hermanos Vázquez-Gulías

Materiales vinculados a la bodega familiar se muestran en el Liceo de Ourense


ourense / la voz

Las fechas navideñas son el territorio temporal donde reinan las marcas de champán y de sus correligionarios cavas y espumosos -que para algo los franceses saben defender lo suyo y «champagne» es una denominación exclusiva-. En Galicia hace años que se ha apostado por trabajar en un sector que desde hace décadas cuenta con la correspondiente oferta en las diferentes denominaciones de origen -en este caso como espumosos que el uso de la palabra cava también es exclusivo-.

En Ourense estuvo uno de los pioneros del vino espumoso elaborado en Galicia. De tal circunstancia se cumple ahora un siglo y los adelantados contaban con bodega en O Ribeiro y unos apellidos de sobra conocidos: Vázquez Gulías. De la elaboración del primer champán de O Ribeiro se da cuenta en la exposición que sobre Daniel Vázquez Gulías está abierta al público en el Liceo de Ourense. Allí, junto a las referencias de proyectos del arquitecto -realizados unos, sin desarrollar otros y desaparecidos unos cuantos- se pueden ver dos espacios dedicados a este proyecto pionero.

En una de las vitrinas de la muestra del Liceo se exhiben los manuales, en francés, que los hermanos Julio y Daniel Vázquez Gulías tomaron como referencia en cuanto a materiales, técnicas y procesos para la elaboración de su espumoso. También de jaulas para el almacenamiento de las botellas, un libro de albaranes, sello, etiqueta y tarjeta de la bodega «Vázquez M. Gulías Hnos.».

En un expositor vertical se pueden contemplar botellas del conocido en la época como el «Gran Champagne Gulías», que se comercializaba como «gran espumoso natural. Tipo ‘champagne’», un capuchón o cápsula de la marca con la reseña «V. M. Gulías Orense» y otros materiales. Entre los mismos un ejemplar de las tarjetas postales que circulaba la bodega publicitando su especialidad en «Vinos del Ribero. Champagne Gallego» con la referencia de «Bodegas Gulías. Orense», vitolas del espumoso con la indicación del tipo -«Sec extra»- y etiquetas comerciales de «Gulías» y «Miño» junto a la reseña que los bodegueros ponían en sus botellas: «Nuestros vinos no están preparados con adiciones de alcohol, ácidos esencias ni otras drogas que los impurifican. Su bouquet y espuma, son completamente naturales y por eso son los únicos preferidos y recomendados para los estómagos y los gustos delicados». La documentación y los materiales relacionados con el espumoso de Gulías se pueden ver en el Liceo hasta mañana, día de clausura de la exposición.

Del brindis para inaugurar la línea de tranvías entre A Coruña y Sada al Palace de Madrid

En sus «Historias de Galicia» publicadas en La Voz, Fernando Salgado centraba una entrega en el champán gallego. El primero pasa por ser el «Gran champán Galicia», que en 1920 se elaboraba en A Ramallosa (Nigrán). En 1921 hay constancia oficial, así quedó reseñado en los medios de comunicación, que se brindó con el Gran Champagne Gulías en la inauguración de la línea de tranvías entre A Coruña y Sada. Daniel Vázquez Gulías aprendió la elaboración con el método «champenoise» de la mano de un compañero suyo de la parisina L’ École de Beaux Arts y para crear su espumoso lo hizo con las uvas de sus viñedos de Razamonde y Ourense. Del prestigio del producto da cuenta la presencia del espumoso ourensano en establecimientos como los hoteles Palace (Madrid), Gran Hotel de A Toxa, Atlántico (A Coruña) o Washington Irving (Granada) y su exportación a Cuba, Argentina y México. Se vendía a 12,50 pesetas.

Mesa redonda en el Liceo

Este martes (20.00 horas) se celebra un encuentro sobre Gulías en el Liceo. Participan Gallego Jorreto, José Ramón Solaruce, Emilio Fonseca y José Ángel Sánchez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El primer «champán» de O Ribeiro lo crearon los hermanos Vázquez-Gulías