Nadie pudo hacerse cargo de su coche inmovilizado tras dar  positivo en un control pues todos estaban bebidos

El hijo de la conductora denunciada fue detenido por agredir a un agente de la Policía Local de Ourense


Ourense

La Policía Local de Ourense realizó varios controles de tráfico durante la noche de Reyes, que resultó bastante tranquila en la ciudad. Como únicas incidencias se registraron dos positivos por alcohol en conductores. El caso más grave se dio a las 4.38 horas en la calle Ervedelo. Una conductora de 45 años dio positivo en alcohol -duplicaba la tasa permitida- y cuando avisó a unas personas para que viniesen a hacerse cargo de su coche inmovilizado, resultó que ninguno podía llevarse el vehículo pues tampoco estaban en condiciones de conducir tras haber ingerido alcohol. Además, el hijo de la denunciada, de 22 años, agredió a un agente de la autoridad, según la versión policial. Se instruyeron diligencias por un presunto delito de atentado. El otro caso tuvo como protagonista a un conductor de 78 años, al que se pilló a las 3.50 horas conduciendo bebido (superaba por poco la tasa legal) por la calle Ervedelo.

La Policía Local destaca que se realizaron varios controles, uno de ellos conjunto con la Guardia Civil, y en uno de ellos en la glorieta centro se vigilaron 65 vehículos sin que hubiera ningún positivo, lo que se obseva como buena noticia. 

Entre otras incidencias hubo un par de denuncias administrativas por la ITV y cuatro por estacionamientos indebidos. La centralita de la jefatura recibió algunas llamadas quejándose de ruidos, otra por una trifulca entre vecinos y alguna más por un botellón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nadie pudo hacerse cargo de su coche inmovilizado tras dar  positivo en un control pues todos estaban bebidos