Cartas para Julia en el Ollo Ledo

La poesía hecha imagen de Mercè Domínguez en el café-bar de la capital ourensana


ourense

«Te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía». Mario Benedetti.

De existir un lugar perfecto para el encuentro, la creación, el diálogo o la reflexión habría de oler a café, sonar a cristales chocando, a risas y ecos sobre voces capaces de derretir las heladas de diciembre. El café Ollo Ledo (Parque de las Mercedes, 5) constituye ese espacio de encuentro y reencuentros, también espacio expositivo que descontextualiza el rigor de la sala de exposiciones al dialogar con el hábitat cotidiano, normalizando e integrando la presencia del arte contemporáneo en la sociedad. Dirigido con integridad y coraje por el reputado y talentoso artista Xosé Vilamoure, creador innovador y comprometido en compañía de su compañera, la también artista Marita Carmona. Ambos construyen un no lugar imprescindible en la ciudad y plantean un espacio de reunión y una aproximación al arte contemporáneo a través de la educación como estructura de base. Las obras de ambos artistas dialogan con la exposición temporal de fotografía de Mercè Domínguez Sierra: Con luz e con sombra título extraído del texto de Claudio Rodríguez Fer : «Chámase fotografía pero non ten nome porque se escribe con luz e con sombra e non sufre de palabras nin padece de fronteiras».

La mirada de artista de Mercè se materializa en la colección de fotografías y postales que presenta en el acogedor espacio que el Ollo Ledo cede a la creación. Con una experiencia de cuarto de siglo Mercè sigue convirtiendo las visiones cotidianas en imágenes henchidas de poesía, de sensibilidad, de protesta. Presenta todos los Ourenses de Ourense en la serie crítica Banquetes, en la que sin dramatismo aborda el tema de la marginalidad, el extrarradio de la sociedad de consumo y sus tragedias, sin efectismo ni morbo. Cronista de una sociedad saturniana que devora, mercantiliza, niega y olvida aquello que no quiere ver para deslocalizarlo y tintarlo con el blanco y negro del silencio.

Cabe destacar el original planteamiento que hace la autora del espacio en el que integra la imagen como un microcosmos limitado al soporte que transforma en producto artístico, ensamblando elementos de distinta procedencia, materiales diferentes en un todo unificado (cajas de madera, cajas de cartón, papel, cuerda u objetos concretos) edificando un texto plástico, poético y tipográfico, conceptual, emocional y afectivo.

Una construcción del espacio en base a materiales naturales en la unión de elementos sencillos y puntos de fuga, equilibrio de fuerzas dinámicas en tensión. Los fragmentos de realidad se transfieren a la obra a nivel compositivo pero traducen un sentir sintético de gran plasticidad y un gran humanismo abrigado por una exquisita sensibilidad.

Mercè consigue una lectura plural dentro de un hipertexto de eclecticismo fascinante. Critica el sistema irracional del capitalismo atroz que denuncian Manuel María y Bernardino Graña en el que el proceso de industrialización vierte sus corrosivas babas de animal oxidado en las osamentas metálicas de las fábricas.

Mercè retrata el paisaje urbano, la protesta Movemento Riudoms de Tarragona, 2001 el arte urbano del monumental grafiti Fita para ti en Porto, el Arco de Castro Leboreiro, la plaza Do Eironciño, la calle Do Tamboril, O Grolo das Burgas, y el día y la noche en Ourense, una ciudad de contrastes que se refleja en Outro Ourense, mapa y crisol de texturas afectivas y las obras del AVE se cuestionan en ¿Alta velocidade?

Esta artista autodidacta que heredó la pasión por la fotografía en el entusiasmo y afición de su padre en el parpadeo y la semioscuridad negra y roja del cuarto oscuro, creció inspirada por Álvarez Bravo, Brassai, Robert Frank, Imogen Cunningham y Diane Arbus, sin embargo, observamos en la obra de Mercé su propia mirada, su caligrafía artística. Es la atmósfera de la perspectiva descentrada que altera las distancias de un fondo neutro, atemporal y amniótico que distorsiona el espectro no visible. Intuitivo en los acertados desenfoques graduales con sensación de movimiento como hacía Newton. Las historias de Mercé son narraciones de periferias emocionales, de dolor y ausencia, de amor y reencuentro con alusiones poéticas que amplían el concepto de alteridad.

La imagen es expresión de la realidad a través de los elementos líricos y subjetivos; un excursus en el posicionamiento feminista y en una filosofía basada en principios como justicia, sostenibilidad y humanismo. La mirada que convierte la realidad en extraordinaria. «La más absoluta simplicidad es el mejor modo de distinguirse». Oscar Wilde.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cartas para Julia en el Ollo Ledo