«Queremos que o mural forme parte da identidade do edificio»

El arte contra la violencia de género se abre paso en el campus de Ourense


ourense / la voz

En la planta baja del Edificio de Ferro, en el campus, la lucha contra la violencia de género ha revestido de color las paredes de cemento del interior. Es un mural de arte urbano que los alumnos del grado en Trabajo Social, tutelados por los artistas grafiteros de Vella Escola, han desarrollado desde el mes de noviembre para, finalmente, reivindicar el papel de la mujer en la sociedad actual.

Frente a él, conversan Marta González, Alicia Sánchez, Ángela Pichel y Victoria Reinoso. Son cuatro de las alumnas que han tomado parte en la idea, impulsada por el Colexio de Traballo Social de Galicia y organizada en Ourense por la profesora de Antropología Social Fátima Braña en colaboración con Francisco Aguiar, coordinador del grado.

De inicio, se planteó que la actividad formase parte de las acciones por la semana del 25-N por el Día contra la Violencia de Género, como así fue, pero los autores buscan ahora que la vida de su obra se estire hasta donde las autoridades del campus lo permitan. «Queremos que o mural forme parte da identidade do edificio e non sexa algo efímero», señala Aguiar.

Aproximadamente el 80 % del alumnado del grado son mujeres. En el mural, por ejemplo, han participado los de primer curso; también hombres. «E eles non queren que isto quede simplemente nun traballo de aula, porque ven que poden enviar mensaxes de cambio social e tamén coñecen o proceso de aprender antes de ver os resultados», indica el coordinador.

Sobre esos resultados hacen balance ahora las creadoras. En el mural, del pelo verde de la mujer representada crecen ramas hasta el infinito. Es un árbol de conexión entre todas las mujeres del planeta. «Me da fuerza», dice Marta. «Y yo lo miro todos los días al pasar», añade Victoria.

Pero las cuatro concuerdan en que con el mural no basta, y que el cambio real parte desde la base educativa. No tienen claro a partir de qué edad se debe empujar por la igualdad de género en las escuelas, aunque sí ven una cosa clara: «De la falta de conciencia que hubo y hay viene todo esto. De lo pequeño, nace lo grande».

El nacimiento del mural

Los alumnos de Trabajo Social fueron los que propusieron las ideas que, a continuación, en Vella Escola trasladaron a bocetos. De ahí nació el mural, en el que los profesionales del arte urbano aportaron y enseñaron los detalles a sus pupilos.

Fátima Braña, la profesora de Antropología, explica que la propuesta no nació de la noche a la mañana, sino que el formato requirió un debate y una votación previa. «Primero tuvimos que determinar qué querían expresar los alumnos. ¿Qué es la violencia de género y dónde está el límite en el maltrato?», concreta.

Entre los conceptos surgió la palabra «empoderamiento», pero también un consenso. «La gente que participó en esto tuvo claro que si una persona no te está tratando bien, directamente te trata mal», dice Braña.

Aguiar, mientras tanto, aludía a los huecos que hay en el interior de la facultad. «Aí é onde debemos amosar a fortaleza das mulleres», finaliza.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Queremos que o mural forme parte da identidade do edificio»