«Siempre me quedará la duda de si salvaría el dedo si hubiese traumatólogo en el hospital»

La mujer que sufrió un accidente laboral en Valdeorras y fue evacuada a Ourense se recupera en casa


o barco / la voz

Estaba trabajando en la nave de elaboración de pizarra cuando sufrió un accidente laboral en Carballeda. Una máquina le seccionó parte del dedo pulgar de la mano derecha. Eran apenas las diez de la mañana del jueves y en menos de treinta minutos estaba entrando en urgencias en el Hospital Comarcal de Valdeorras. Con ella iba la parte seccionada de la falange, bien protegida por si podía ser reimplantada. Pero llegó al hospital y no había traumatólogo de guardia, así que lo único que pudieron hacer por ella en O Barco fue llamar a una ambulancia para tramitar su traslado a Ourense.

Poco después de la una la paciente (que prefiere mantener el anonimato) estaba ya en la ciudad de As Burgas. Y no fue hasta las cuatro de la tarde que entró en quirófano. «Primero me dijeron que me iban a derivar a Vigo, pero al final me avisaron de que me operaban allí», relataba ayer, ya de vuelta en su casa de O Barco.

Decía estar todavía asimilando lo ocurrido. El accidente laboral y las consecuencias que tendrá ya para siempre en su vida. Porque en Ourense no pudieron reimplantarle la falange. «Cada minuto iba en contra mía y era más difícil que se pudiera salvar», contaba. Y en eso pensaba, en el tiempo perdido. «Tuve un accidente y cuando llegué al hospital no había nadie que me pudiera atender... Siempre me quedará la duda de si salvaría el dedo si hubiese traumatólogo; me quedé con la cosa de que se había podido hacer un poco más», relataba. Añadía que ahora lo que le ocupa su tiempo es intentar recuperarse lo antes posible. Le queda por delante un largo proceso de curas para que el muñón cicatrice bien y recuperar la máxima funcionalidad posible en el dedo. Una vez curada, avanzaba que estudiará lo sucedido. «Ahora me importa curarme y después decidiré. Quiero saber si se podría haber reconstruido el dedo si me hubieran atendido antes; y después decidiré lo que hago», añadía.

Guardias desde Ourense

Si el accidente le ocurriese hoy, o mañana, o el lunes... la paciente sería atendida en un primer momento ya por un traumatólogo. Dos facultativos del CHUO se desplazarán hasta O Barco para que no quede el servicio vacío, tal y como sucedió el jueves por la mañana.

La baja de dos de los traumatólogos y las vacaciones del jefe del servicio dejaron la guardia sin cubrir hasta primera hora de la tarde, cuando desde la gerencia de la EOXI consiguieron contactar con el responsable de traumatología para que se reincorporase a su puesto.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Siempre me quedará la duda de si salvaría el dedo si hubiese traumatólogo en el hospital»