Trabajadores incansables del movimiento vecinal de Ourense

Limiar destacó el trabajo de personas que llevan años en asociaciones y premió a la Policía Local por su colaboración


ourense / la voz

El movimiento vecinal lleva años trabajando por conseguir mejoras para la ciudad y en ello siguen sus impulsores. Algunos, como Inmaculada Freijeiro (asociación O Barrio) lleva treinta años en ello, o como Ignacio Martín Amaro (Centro), quien en 1985 ya empezó a con el colectivo vecinal de Parque de San Lázaro. O como Mari Carmen Alves, ya fallecida, y a quien se recordó como una trabajadora incansable en la asociación A Follateira.

Fueron tres de las placas al mérito vecinal que entregó la federación de asociaciones Limiar en el Teatro Principal. La cuarta fue compartida entre Cristina Álvarez Fernández y su perrito Gali, que le ha ayudado a salir de la situación de violencia de género que sufrió, gracias al proyecto Pepo (perros de protección de víctimas). Cristina Fernández mencionó a Ángel Mariscal, creador de este proyecto, en sus agradecimientos al recibir la placa. La homenajeada terminó proclamando: «Ni una menos».

También se reconoció la labor realizada más allá de la ciudad, concretamente en el oriente ourensano. Oriundo de Mones (Petín), Francisco Blanco fundó Amigos de Mones con la intención de dar a conocer la localidad en iniciativas como caminatas de más de 200 kilómetros entre A Coruña y el pueblo valdeorrés.

Insignias de oro

Todos fueron reconocidos como luchadores para intentar mejorar la vida de sus barrios y de sus vecinos, pero el acto tenía reservado un reconocimiento colectivo, el de los ciudadanos a su Policía Local. Al escenario subió la intendente jefa, María Barrera, pero en la platea había un buen número de uniformados municipales que representaban el reconocimiento a la totalidad de la policía municipal. María Barrera dijo que acogían con cariño especial la insignia de oro colectiva con la que Limiar los premió este año precisamente por venir de la ciudadanía, «a quienes nos debemos». Este homenaje les impulsa, dijo, a seguir desarrollando su labor.

Emocionante fue la insignia de oro individual a Julio Adán García por ser un «colaborador incansable da federación», con la que coopera asesorando a los vecinos en asuntos urbanísticos. Es viudo de Amelia Belmonte, a quien el año pasado Limiar reconoció también con carácter póstumo en la octava edición de este acto. Manuel Mosquera, presidente de Limiar, fue el encargado de entregarle su insignia.

En el Teatro Principal se citaron autoridades municipales, provinciales y autonómicas para estar presentes en una de las iniciativas que hacen ciudad. Todavía quedan retos por conseguir, puso de manifiesto uno de los homenajeados, Ignacio Martín. El AVE, el PXOM o el termalismo son asuntos que pueden hacer de Ourense una ciudad mejor.

La cantante ourensana Natalia Rodríguez, acompañada por un guitarrista, fue la encargada de poner la pausa musical interpretando varios de sus desgarradores temas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Trabajadores incansables del movimiento vecinal de Ourense