Ourense C.F., un líder madurado a fuego lento sin prisas por someter al Arousa

Fútbol El nuevo rival de los de Rafa Sáez domina la Liga con la verticalidad de su delantera y el talento del cambadés Pibe como grandes argumentos


Pedía el lunes públicamente el entrenador del Arousa, Rafa Sáez, el apoyo masivo de su afición este sábado frente al Ourense C.F. en su visita al estadio vilagarciano de A Lomba (20 horas). Y es que ninguna ayuda sobra cuando de lo que se está hablando es de doblegar al líder del grupo gallego de la Tercera División. Un equipo que ni ocupa la posición de privilegio, ni suma más del 80 % de los puntos disputados hasta el momento por casualidad.

Nueve jornadas encadena el antiguo Ponte Ourense en positivo, con su empate sin goles en O Couto ante el Racing Vilalbés como única leve mácula en su excelsa hoja de servicios. Solo el Deportivo B, actualmente en la cuarta plaza de la Liga, ha sido capaz de doblarle las piernas al conjunto de la ciudad de las Burgas, en la segunda jornada de Liga con un 2-0.

Cierto es, el filial coruñés ha sido el único conjunto entre los seis primeros de la clasificación con el que se ha topado un Ourense C.F. con un calendario de lo más asequible hasta hoy, midiéndose ya a los seis últimos de la tabla en las once jornadas disputadas hasta el momento. Circunstancia, en todo caso, que la plantilla que dirige Fran Justo ha sabido exprimir. Presentando el mayor registro goleador del campeonato, con 24 tantos, algo más de 2 por encuentro, con más de la mitad de sus jugadores de campo, diez, habiendo marcado ya en Liga; y el segundo mejor balance defensivo, con tan solo 7 goles encajados, la mitad de los de su inminente anfitrión.

Tras estos números, la mano del segundo entrenador más joven de la categoría. Un Fran Justo (24/VIII/1989) que tras devolver más de diez años después al Ourense C.F. a la Tercera División al término de su primera campaña al frente del equipo, no ha hecho más que hacerlo crecer. Noveno en la temporada 2017/18, el curso pasado finalizó sexto, a 1 solo punto del acceso a la promoción a Segunda División B, con la plantilla mermada por cerca de media docena de lesiones de alcance. Plantel profundamente renovado el pasado verano, acercando mucho su perfil a la imagen y semejanza de su técnico.

Fran Justo apostó por la incorporación de muchos futbolistas jóvenes, en su mayoría Sub-23, anteponiendo su talento, en gran medida pulido en las canteras del Celta y el Deportivo, a la veteranía que tanto cotiza en muchas plazas del grupo gallego de la Tercera. Un plan bendecido por Camilo Díaz, hijo del fundador del Ponte Ourense y figura histórica del balompié modesto gallego, Plácido Díaz, cuyo vástago lleva un lustro modernizando la estructura del club y apostando por jóvenes técnicos para sus cimientos. De la mano de Fran Justo, dotando de una dinámica de trabajo profesionalizada al primer equipo, con un régimen de entrenamientos matutinos.

El técnico del Ourense C.F. ha construido un colectivo de lo más dúctil, pero consistente. Un mecano que arranca los partidos a la espera de la embestida del rival, muy cómodo jugando al contragolpe, en el que explota las grandes virtudes de sus atacantes: la velocidad de Adri Castro y Martín Lamelas, el desborde y el centro del catoirense y excanterano arlequinado Rubén Martínez, y la verticalidad de Iker Revuelta. Pero un conjunto que también sabe percutir las defensas fijadas con el talento del cambadés Agustín Pastoriza, Pibe, formado en las canteras del Pontevedra y Betis, como abrelatas en la mediapunta.

Con estos nombres, y el de William, un lateral derecho brasileño que puede pasarse todo un partido sin bajar a la zaga, el Ourense C.F. es capaz de minar la resistencia rival alternando a lo largo de un mismo encuentro tres sistemas tan diferentes como el 4-2-3-1, 4-3-3 y 3-5-2.

Diez fijos y dos alternos en el potente once tipo de Fran Justo

El Ourense C.F. es líder a pesar de las circunstancias. La sombra de la plaga de lesiones que mermó al equipo la temporada pasada reaparecía al final del primer mes de Liga. Diego García, que el curso anterior había firmado el segundo Zamora de su carrera en la categoría, se rompía un talón de Aquiles, diciendo adiós al campeonato.

Fichado del Melilla de Segunda B, el portero madrileño Cristian Parras cubrió la baja de Diego García en un once bien definido. Con el veterano Portela -incorporado este verano del Arenteiro- y Sergio Barcia, cedido por el Celta tras completar su formación en su potente conjunto de División de Honor Juvenil, cubriendo el centro de la zaga, y Germán haciendo las labores de lateral izquierdo o de tercer central cuando el joven Willian (20 años), la temporada pasada en el Coritiba brasileño, abandona el costado al paso a un 3-5-2. Juanma es el verdadero sostén del próximo rival del Arousa con su trabajo de contención en la medular, pero también a la hora de sacar el balón hacia arriba con la ayuda del brasileño Renan. Y en el ataque, Pibe -Pontevedra- en el costado derecho o la mediapunta, Iker Revuelta -Barco-y Adri Castro (21 años), último descarte estival de Luisito en el Deportivo B y pichichi del equipo con 7 goles, uno de penalti. Martín Lamelas y el la temporada pasada compostelanista Rubén Martínez alternan la plaza restante en la vanguardia de un Ourense C.F. que tendrá en A Lomba su segunda prueba del algodón del curso, tras su pinchazo con el Dépor B en la segunda jornada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ourense C.F., un líder madurado a fuego lento sin prisas por someter al Arousa