Detienen en Pontevedra a la banda que asaltó varias casas en A Zapateira y Oleiros en marzo

La Guardia Civil achaca a los arrestados, de nacionalidad albanesa, hasta 30 robos en Galicia

;
Así cayó la banda de los kosovares La investigación, bautizada por la Guardia Civil como operación Komodos, posibilitó tres arrestos en las ciudades de Pontevedra y Santiago, así como el esclarecimiento de una treintena de robos en toda la comunidad gallega.

A Coruña

En una sola tarde, en la del pasado 13 de marzo, los detenidos este fin de semana en Pontevedra habían entrado en tres casas de la urbanización A Cornixa, en A Zapateira. Días después en otras tantas en Oleiros y se cree que también están detrás de los asaltos a otras cuatro viviendas de Cambre y Culleredo. Pero no solo asolaron A Coruña y su comarca. La Guardia Civil cree que los cacos, de nacionalidad albanesa, están detrás de más de 30 hechos similares por toda Galicia. Una banda formada por tres personas, dos varones de 19 y 29 años, y una joven de 23.

Los grupos de Patrimonio de Policía Judicial de A Coruña y Ourense llevaban pisándoles la huella desde entonces, pero no fue fácil. «No eran mancos», destaca uno de los agentes que participó en la detención y seguimiento. Nunca actuaron con violencia y solo entraban en casas en las que no había gente en el interior, pero «sabían lo que hacían y hasta burlaban las alarmas con cierta facilidad». Golpeaban una zona unos días y se iban a otra, utilizando en sus desplazamientos por toda la comunidad vehículos con varias placas de matrícula, todas ellas falsas.

Los inicios de la investigación se remontan a aquel mes de marzo cuando tuvieron constancia de tres robos en los chalés de A Zapateira y dos en Allariz (Ourense), tres días más tarde. Luego regresaron a la comarca coruñesa, dieron varios golpes y de nuevo se perdieron por Galicia adelante. Sin freno. Los investigadores pudieron saber que se trataba de ciudadanos de nacionalidad albanesa con domicilio eventual en Pontevedra. Y a principios de octubre, las fuerzas de seguridad detectaron de nuevo su presencia, momento en el que se les sometió a una intensa vigilancia y comprobaron que no tenían trabajo y que su estancia podía deberse nuevamente a la comisión de robos.

Los detenidos «pasaban perfectamente desapercibidos, sin ostentar ningún tipo de lujos, ni arraigo social entre la sociedad gallega», subrayan las mismas fuentes. A los pocos días, interceptaron a una joven de la misma nacionalidad que pretendía coger un vuelo con joyas robadas procedentes de dos de los robos cometidos días antes.

El modus operandi de los detenidos se basaba en localizar domicilios que en ese momento no estaban ocupadas por sus moradores. Accedían a su interior mediante el pinzamiento de ventanas, eliminando los sistemas de seguridad de las viviendas, para posteriormente llevarse todas las joyas y dinero en efectivo. Nunca llegaron a ser sorprendidos por moradores.

Los domicilios donde se cometieron los hechos ilícitos se encontraban en las localidades de A Coruña, Arteixo, Oleiros, Teo, Ames, Ordes, Cangas do Morrazo, Ponteareas, Fornelos de Montes, Barro, Allariz, Pereiro de Aguiar o Nadela, entre otras. De las diligencias el juzgado de Instrucción número 7 de A Coruña, que acordó el ingreso en prisión de los detenidos.

La detención de este trío de delincuentes se suma a otra tan importante como fue la de los dos hombres y una mujer que asolaron A Zapateira entre septiembre y octubre, llegando a robar en seis casas de una sola calle en la urbanización Valaire, en A Zapateira. A uno lo arrestaron con las manos en la masa, a ella cuando intentaba coger un bus a Alicante con el botín y al tercero la semana pasada.

Dos asaltos en Os Regos y otro en Culleredo esta misma semana se unen a los de la noche del Samaín

Los tres delincuentes que en la noche del Samaín robaron en diez chalés de A Zapateira podrían ser los mismos que este pasado lunes entraron en dos chalés de la urbanización Os Regos, en Oleiros, y una casa en el paseo da Regueira, en Culleredo, el pasado domingo. La Guardia Civil no descarta que se trate de los mismos ladrones y peinan la comarca en su búsqueda.

De la misma manera que actuaron el pasado viernes en A Zapateira, lo hicieron este pasado miércoles en dos viviendas de la urbanización Os Regos. Los cacos, también tres, aprovecharon que no había nadie en los domicilios y entraron. En el primero, en la calle río Sil, salieron con el botín —se desconoce por el momento qué se llevaron—. En una vía muy próxima, en la calle río Ulla, todo quedó en un intento gracias a la intervención de un vecino del complejo residencial que los vio, les gritó y provocó que los ladrones huyesen de la zona. Quien los ahuyentó pudo ver perfectamente que uno de ellos no llevaba la cara cubierta, pero no consiguió apreciar rasgo alguno pues se encontraba lejos. Los otros sí tenían la cara tapada. Informó a la Guardia Civil que medirían alrededor de 180 centímetros, delgados, jóvenes y «muy ágiles». Lo comprobó al verlos saltar como gacelas una verja de más de dos metros de altura.

La víspera, también tres personas entraron en una casa del paseo de A Regueira, en Culleredo. Los propietarios no se encontraban en la vivienda y los ladrones se llevaron todos los objetos de valor que había en su interior. Tampoco trascendió el botín.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Detienen en Pontevedra a la banda que asaltó varias casas en A Zapateira y Oleiros en marzo