Ser feo

Isaac Pedrouzo ESTO NO ES OREGÓN

OURENSE CIUDAD

Santi M. Amil

«Gocé de un tamaño genital considerable hasta los doce años». La columna de Isaac Pedrouzo.

26 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Gocé de un tamaño genital considerable hasta los doce años. Una época memorable en que algunas dimensiones apenas tienen importancia.

La vida cambia a los doce.

Algunas partes del cuerpo empezaron a crecerme a una velocidad incomprensible con respecto a otras. Mientras mi -hasta esa edad- bazooka ya se había convertido tan solo en pistola, la nariz y las orejas se iban haciendo más grandes de lo normal y el cuello se me estiraba hacia arriba sin remedio.

Una mañana de mayo me miré en el espejo y descubrí que, en realidad, yo era feo.

No sé qué irracional motivo carente de sentido quiso que ella se fijase en mí.