Los recursos judiciales y policiales siguen su ritmo al margen de las polémicas

Juzgado por no respetar la orden de alejamento y no recagar la pusera telemática


Mientras el Concello de Ourense busca una solución ante la falta de personal para atender a las mujeres víctimas de violencia machista y decide si seguir o no en el sistema VioGén, los casos siguen sucediéndose.

En el juzgado se vio el caso de un hombre que, aunque llevaba una pulsera telemática para controlar que no se acercara a su exmujer y a su hijo, reconoció que mantuvo el dispositivo sin recargar en varias ocasiones y que, además, incumplió el alejamiento en más de una veintena de ocasiones, aunque sin acercase físicamente a las víctimas. En una ocasión en la que había apagado el dispositivo fue sorprendido por los agentes policiales que le hacían el seguimiento, a los que llegó a agredir. Por esos hechos aceptó una condena de 18 meses de prisión.

Por otra parte, la Policía Autonómica detuvo a un hombre de 23 años por quebrantar una orden de alejamiento de su pareja. Los agentes observaron paseando por la calle a una mujer con una orden de protección con un su expareja de la mano. El hombre fue trasladado a la comisaria de la Policía Nacional donde se instruyó el atestado judicial que se remitió al juzgado de guardia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los recursos judiciales y policiales siguen su ritmo al margen de las polémicas