La Policía Local de Ourense dejará de vigilar a las víctimas de violencia machista

«El Concello no tiene recursos para llevarlo con dignidad y la necesidad que requiere», afirma Jácome


Ourense

El Concello de Ourense dejará de colaborar con la Policía Nacional y Autonómica en la protección de las víctimas de violencia de género de la ciudad. Así lo comunicó el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome (Democracia Ourensana) al subdelegado del Gobierno, Emilio González Afonso. El regidor explicó que la falta de personal y la precariedad con la que la Policía Local llevaba a cabo este servicio está detrás de la decisión, que afectará a una treintena de mujeres: «Realmente el Concello no tiene recursos para llevarlo con dignidad y la necesidad que requiere. Solo hay una persona y si la Nacional y la Autonómica tienen más recursos, son los que lo van a hacer». Señaló, en este sentido, que el Concello no se va a desentender en casos de urgencia: «Vamos a estudiar un protocolo para casos urgentes para colaborar con las víctimas, para que tengan asistencia inmediata como una casa de acogida, un hotel, manutención..».

El Concello de Ourense se sale así del sistema de seguimiento integral en los casos de violencia de género (denominado VioGén), de la Secretaría de Estado de Seguridad. Pero no es la primera vez. En el 2017 (gobernaba el PP), y por los mismos motivos, rompió el convenio con la Policía Nacional y Autonómica para gestionar las vigilancias, recuperando esta colaboración en marzo del 2018.

El delegado del Gobierno, Emilio González Afonso, señaló que de esta manera el Concello de Ourense deja de recibir la ayuda anual de 35.000 euros del programa, destinados a gestionar servicios y ayudas a las víctimas de la violencia de género. Quiso enviar un mensaje de seguridad a las mujeres que hasta la fecha eran vigiladas por los agentes municipales, señalando que asumirán todos los casos reorganizando la plantilla. No entró a valorar la decisión del Concello aunque se mostró contrariado.

El que sí criticó la decisión del grupo de gobierno fue el BNG: «A loita contra as violencias machistas debe ser unha prioridade institucional e política para as administracións públicas, tamén para a local, e por iso deben implementarse as medidas, campañas e políticas públicas». El portavoz, Luis Seara, aseguro que «é unha mostra de que realmente a violencia machista lles preocupa pouco ou nada».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La Policía Local de Ourense dejará de vigilar a las víctimas de violencia machista