Acude al volante de su propio coche a que lo juzguen por conducir sin carné

Agentes de la Guardia Civil de Verín, que acudían como testigos al juicio, le imputaron un nuevo delito contra la seguridad vial


Ourense

Los agentes de la Guardia Civil de Verín todavía conservan la cara de asombro que se les quedó el pasado lunes cuando vieron llegar al juzgado de Ourense, al volante de su propio coche, a un vecino de Cualedro acusado de conducir sin carné. El hombre, de 44 años, apareció pocos minutos antes de que comenzara el juicio y aparcó en la misma entrada del edificio judicial ante la mirada atónita de los agentes que acudían como testigos, por un delito que cometió el 14 de marzo del 2018. En ese momento, antes de entrar en el juzgado, el vecino de Cualedro fue imputado por los agentes por un nuevo delito contra la seguridad vial, que se suma a los siete que tiene pendientes, así como a otros tantos por consumo de droga.

Tras inmovilizarle el coche entraron en el juzgado, acusado y agentes, para declarar por el caso en un juicio que finalmente no se celebró por no acudir la madre del conductor , que había sido citada por la defensa. Lo que no se sabe es cómo regresó el hombre de nuevo a Cualedro. El acusado se enfrentaba a una denuncia interpuesta por la Guardia Civil de Verín en mayo del año pasado cuando circulaba bajo los efectos de las drogas por la N-525 en la localidad de Vilaza (Verín). Y sin carné.

Reincidente

El hombre ya había sido juzgado por hechos similares en diferentes carreteras de la comarca de Monterrei: noviembre del 2017, enero del 2018, marzo del 2018... por lo que a día de hoy no cuenta con puntos en el carné de conducir, que le fue retirado. Anteriormente tuvo un importante accidente, también en Vilaza, donde destrozó su coche. Aunque el hecho que se iba a juzgar el lunes podía haber sido resuelto en un juicio rápido en Verín si el hombre hubiese aceptado la condena, finalmente pasó al juzgado de lo Penal de Ourense, adonde tendrá que regresar el acusado.

En el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense existe un grupo dedicado a la persecución de este tipo de delitos con el fin de retirar de la circulación a las personas reincidentes que perjudican la seguridad vial. Estos acusados se enfrentan, explican desde la Guardia Civil, a penas de prisión de tres a seis meses, a una mula de 12 a 24 meses o a trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Advierten que conducir con el permiso suspendido puede acarrear castigos más duros, ya que se trata de una actitud reincidente, como ocurre en este caso.

Detrás de la historia del hombre de Cualedro está la drogadicción, lo que aumenta si cabe la problemática no solo para él sino también para todas aquellas personas que se lo pueden cruzar en la carretera. Según fuentes de la investigación, este conductor solía trasladarse habitualmente en su coche desde el concello de Cualedro —donde reside— hasta Verín para comprar droga. No usaba el vehículo para viajes más largos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Acude al volante de su propio coche a que lo juzguen por conducir sin carné