Confirman el archivo del caso contra dos cargos de la Xunta por acoso inmobiliario en Ourense

La Fiscalía había acusado a dos representantes de la administración autonómica de hostigar a una inquilina nonagenaria


Ourense

La Audiencia provincial de Ourense ha confirmado el archivo del caso contra dos cargos de la Xunta que habían sido investigados en un asunto de acoso inmobiliario en esta ciudad. El alto tribunal, tras examinar las actuaciones, «converge en el criterio del juez instructor acordando el sobreseimiento provisional» y da carpetazo a un asunto por el que tuvieron que declarar en calidad de investigados Socorro M. H. y Pablo Jacobo M. P., a los que desde la Fiscalía de Ourense se acusaba de hostigar a la inquilina nonagenaria de un edificio de la capital ourensana para conseguir que se marchara.

Se daba la circunstancia de que se trataba del inmueble que antaño había sido sede de la Cámara de la Propiedad y que en el momento de los hechos, y actualmente, era propiedad de la Xunta de Galicia.

«Es un hecho incontrovertido que en el marco del plan de racionalización del patrimonio público se pretendía que los inquilinos del inmueble lo desalojasen al objeto de destinar el edificio a usos administrativos, desalojo que en modo alguno se ha acreditado que se pretendiese utilizando vías de hecho», asegura el auto, que no ve «contenido intimidatorio» en las comunicaciones hechas por la secretaría territorial de la Xunta a la denunciante en las que se le informaba de la intención de la administración de disponer del piso y se le conminaba a que indicara las condiciones bajo las que estaría dispuesta a abandonarlo. Hacen mención los togados a que otro de los inquilinos del edificio, que también recibió esas notificaciones, sí negoció con la Xunta.

En lo que respecta a la avería que sufrió el ascensor, un hecho que motivó que la afectada, que reside en el cuarto piso, tuviese que ir a residir a otra vivienda, los togados no ven en ello «una actuación deliberada de los investigados» encaminada a lograr que la mujer se aviniese a dejar su casa.

Este caso se originó a mediados del mes de octubre del 2018, tras presentar la Fiscalía de Ourense, entonces presidida por Florentino Delgado, una querella contra los cargos de la Consellería de Facenda.

«Claro que prefiero seguir en mi casa, es donde tengo mi vida y mis cosas»

La mujer, víctima de acoso inmobiliario, por el que la Fiscalía se querelló contra la Xunta, asegura que se siente martirizada

«Es de tan mal gusto que me resulta difícil de entender», dice Lucila Vázquez Campos, inquilina de una vivienda de Ourense de la que es titular la Xunta. La Fiscalía considera que la Administración ha sometido a la mujer a una situación de acoso inmobiliario y por ello se ha querellado contra dos cargos de la Consellería de Facenda. La mujer, de avanzada edad y viuda desde 1994, asegura que, cuando se quedó sin ascensor y se percató de que la situación iba a mantenerse durante más tiempo del aceptable, se le vino el mundo encima. «Con tanto sufrimiento, a veces estaba desquiciada. Esto es un martirio. Lo era cuando estaba en mi casa, obligada a bajar por la mañana, comer fuera y regresar por la tarde, pues no me veía capaz de subir y bajar más veces al día», dice esta mujer, dolida porque, según apunta, sin terminar la frase, «cuatro pisos, a mis años...».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Confirman el archivo del caso contra dos cargos de la Xunta por acoso inmobiliario en Ourense