Las franquicias que esquivan Ourense

Rubén Nóvoa Pérez
rubén nóvoa OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Santi M. Amil

Las carencias de suelo empresarial, el declive demográfico y la competencia del norte de Portugal alejan de la capital a firmas de moda, restauración y tecnología

26 feb 2020 . Actualizado a las 17:56 h.

Las calles comerciales de las grandes ciudades se han convertido en radiografías casi calcadas unas de otras. Y es que en las capitales hace ya tiempo que las grandes cadenas y franquicias son las únicas que tienen capacidad para acceder a los locales más deseados. Sin ir más lejos, en Ourense el comercio local apenas controla la mitad de establecimientos que las grandes firmas. Pese a ello, todavía sigue habiendo franquicias y marcas de referencia que esquivan Ourense, donde la falta de suelo empresarial disponible frena en muchas ocasiones a las grandes marcas. El volumen de habitantes en franco retroceso y la competencia del norte de Portugal tampoco ayudan.

Si hacemos referencia al sector textil a la cabeza de casi todos se viene una marca que está pegando fuerte a nivel nacional y que ha desembarcado en grandes locales de Galicia, pero todavía no en Ourense. Se trata de Primark, la cadena irlandesa de ropa y complementos a precios asequibles, que arrasa haya por donde se instala y que se hizo, por ejemplo, con un local de cinco plantas en plena Gran Vía madrileña. Otra de las ausentes es C & A, que de momento limita su presencia en la provincia a un local en el entorno del centro comercial Carrefour, en Barbadás. Otras que tenían presencia en la ciudad han dejado de tenerla, y es que las grandes firmas crisis tampoco se libran de la crisis, como es el caso de Levi´s.

Sin abandonar la moda, otro sector en auge es el de la ropa de deportes. En ese sentido, la ciudad ha visto como llegaban en los últimos años nombres como Sprinter o Decathlon, con su modelo de tienda más pequeña, a la céntrica calle del Paseo. Otros referentes en este ámbito, como Nike, de momento no han dado el paso para abrir su espacio en la ciudad.

Y si hablamos de franquicias, no puede faltar el repaso a la oferta de comida rápida. El listado ha crecido de manera considerable en los últimos años, incluso en el ámbito del servicio a domicilio con la reciente llegada a la ciudad de Uber Eats, pero todavía hay propuestas que esquivan su llegada. Entre los grandes ausentes en la ciudad destacan Pans & Company, KFC o Rodilla.

Se trata de un segmento comercial donde los grandes referentes a nivel mundial son McDonald´s y Burguer King, que han decidido trasladar su rivalidad también a la ciudad de Ourense. Y es que ambos gigantes compiten casi en el mismo metro cuadrado en dos locales situados en la zona de O Fonsillón. Ambas cadenas cuentan con otro restaurante en la ciudad.

Las franquicias han extendido su negocio más allá de las hamburguesas y las pizzas y los restaurantes temáticos como los italianos, mexicanos o japoneses han ganado peso. En ese terreno, hay ausencias como el italiano Ginos o el inspirado en la cultura americana Vips.

Y sin abandonar la restauración, aunque en este caso más centrada en el café, Ourense sigue siendo terreno vetado para marcas que apuestan por ciudades de una mayor población. El trasatlántico en este sector es Starbucks, que de momento limita su presencia en Galicia a Vigo y A Coruña. Tampoco tienen presencia en la ciudad, Il Caffe di Roma o Dunkin Donuts, entre otras.

El bricolaje se ha convertido en noticia en la ciudad en las últimas semanas tras el sonado desembarco de Leroy Merlin, que abrió su tienda más grande en Galicia en el área industrial de Quintela de Canedo con una inversión de 22 millones de euros y con la creación de 125 empleos directos para atender un recinto de más de 9.000 metros cuadrados. Es un sector que ha dejado a los empresarios locales que han apostado por este tipo de negocios un sabor agridulce tras el fiasco de proyectos como el de Bricoking, cuya crisis a nivel nacional se llevó por delante la instalación de la carretera de Santiago, a la altura de Coles.