Los directores generales del Concello no tendrán por qué ser funcionarios

El gobierno municipal sortea de este modo una ley aprobada en el año 2013


Ourense

La Junta de Gobierno Local del Concello de Ourense aprobó este jueves una modificación en dos artículos del reglamento orgánico municipal para que los directores o coordinadores generales no tengan por qué ser funcionarios de carrera. Una modificación legislativa impone desde el año 2013 ese requisito a menos que las normas locales indiquen lo contrario y ese es el motivo por el que el gobierno ha impulsado este cambio.

Miguel Caride, portavoz de la Junta de Gobierno Local, explicó que en la RPT figuran tres plazas de director general y recordó que en el pasado no siempre fueron cubiertas por funcionarios de carrera. En todo caso ese seguirá siendo un requisito para el único de esos puestos que planea cubrir por ahora el ejecutivo municipal, el de director general de Recursos Humanos. Sin embargo, según explicó Caride, en el futuro podría surgir la necesidad de contratar coordinadores de este tipo para áreas muy específicas. Puso el ejemplo del área de Movilidad porque ahora es una prioridad en los ayuntamientos, pero antes no y, por lo tanto, es complicado encontrar a funcionarios especializados en este ámbito: «Ao mellor o que precisamos é un urbanista ou unha persoa con experiencia neste eido».

Los grupos de la oposición disponen ahora de un plazo de diez días para presentar enmiendas a la modificación del reglamento orgánico propuesta por el ejecutivo municipal. Ese asunto fue aprobado en la misma sesión de la Junta de Gobierno Local en la que también se dio luz verde a las bases reguladoras de las subvenciones en materia de cultura para el año 2019, que repartirán 60.000 euros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los directores generales del Concello no tendrán por qué ser funcionarios