El gobierno de Ourense renuncia a contratar brigadas contra incendios

El ejecutivo esgrime un informe que concluye que ya es demasiado tarde para hacerlo


Ourense

El Concello de Ourense no tendrá este año brigada municipal de prevención y defensa contra incendios forestales. Al contrario de lo que ocurría hasta ahora, el gobierno local en coalición de Democracia Ourensana y Partido Popular ha renunciado a contar con ese servicio, subvencionado por la Xunta de Galicia. Según explican fuentes del ejecutivo municipal, sus trabajos ya no serían eficaces a estas alturas del verano.

El Ayuntamiento de Ourense había llegado a firmar el correspondiente convenio con la Consellería de Medio Rural, pero finalmente ha desistido de llevarlo a término. Para ello, el gobierno local se basa en una recomendación técnica del jefe del parque municipal de bomberos. Ese informe viene a decir que, llegados a estas fechas, ya no vale la pena contratar a las dos brigadas que estaban previstas. Y es que, pese a que desde el 19 de junio había el visto bueno para el pacto, no se realizaron los trámites oportunos con suficiente antelación.

Argumentos

«Considerando as experiencias dos anos anteriores, aínda que o convenio non fixa prazos, para que ditas brigadas sexan eficaces considérase que deberían iniciar a campaña de traballo non máis tarde da segunda quincena do mes de agosto», dice el informe que, según el gobierno local, fue redactado por el jefe del parque de bomberos. Ese documento concluye que «estudados os prazos para os trámites requiridos de dotación, selección, recoñecemento e formación, estes non permitirían o inicio da actividade na data proposta».

Sobre este asunto se había interesado en la última reunión de la junta de área de Personal el portavoz del BNG en el Concello de Ourense, Luis Seara, que ya entonces denunciaba el retraso acumulado en la incorporación de las brigadas este verano. Aquel día el gobierno municipal aún no había tomado una decisión al respecto y no ofreció ninguna respuesta concreta. Esta ha llegado finalmente este lunes. El concejal de Recursos Humanos, Armando Ojea, le ha comunicado al grupo nacionalista que este verano el Concello de Ourense no contará con equipos municipales de prevención y defensa contra incendios forestales.

Luis Seara lamenta esta decisión y pone en duda que, tal y como asegura el gobierno local, fuesen los bomberos los que aconsejasen desistir del convenio con la Consellería de Medio Rural puesto que fueron, precisamente, trabajadores del servicio los que se pusieron en contacto con él para que se interesase por los motivos de la demora en la contratación.

En el 2018 fue en septiembre

Cabe recordar, por otro lado, que en el año 2018 los trámites para la contratación de las brigadas se realizaron a finales de agosto y los trabajadores no empezaron a desarrollar las tareas que tenían encomendadas hasta el mes de septiembre. Esta demora fue objeto de críticas por parte de la oposición, especialmente desde el grupo de Ourense en Común, al entender que las contrataciones llegaban tarde, es decir, después de la temporada alta de incendios. Esa carencia convertía a la ciudad en un «polvorín», llegaron afirmar.

Pese a todo, aunque con retraso, finalmente el Concello de Ourense contó el verano pasado con brigada municipal contra incendios. No ocurrirá lo mismo este año. La decisión del gobierno municipal ya está tomada.

Equipos dedicados a la prevención y a la primera intervención en caso de fuego

El convenio con la Consellería de Medio Rural al que el Concello de Ourense ha decidido renunciar facilita a los ayuntamientos financiación para la contratación de brigadas municipales contra incendios. Se trata de equipos formados por cinco personas (un jefe, un conductor y tres peones), aunque muchos concellos deciden formar más de uno. De hecho, la previsión inicial en el Ayuntamiento de Ourense era contratar dos brigadas, es decir, diez trabajadores.

Sus funciones tienen que ver básicamente con la prevención, aunque también sirven de «unidade de primeira intervención en caso de incendio». Sus contratos tienen un duración que habitualmente es de tres meses, coincidiendo en la mayor parte de los casos con el verano. Aunque también pueden actuar, con la debida autorización, en propiedades privadas, su principal objetivo es la limpieza de maleza en terrenos forestales de titularidad municipal.

Ordenanza municipal

Precisamente, la asociación Amigos da Terra denunció recientemente el incumplimiento de la ordenanza ourensana de limpieza de solares. El pasado mes de agosto se produjo un conato de incendio en las proximidades de la estación de servicio de O Vinteún, justo en una zona cuyo exceso de maleza ya había sido denunciado con anterioridad por el colectivo ecologista. «O propio Concello de Ourense ten a obriga da xestión e inspección da súa propia ordenanza municipal [...], que nin cumpre nin fai cumprir», lamentan desde Amigos da Terra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El gobierno de Ourense renuncia a contratar brigadas contra incendios