La jefa de la Policía Local defiende la profesionalidad de los agentes frente a los ataques de Jácome

Afirma que sí se tramitó una denuncia contra un agente, que el alcalde de Ourense negó


Las palabras que el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, pronunció el miércoles antes de entrar a un juicio originado tras un incidente ocurrido el pasado mes de febrero entre el actual regidor, que entonces aún estaba en la oposición, y un agente de la Policía Local no han gustado a la intendente-jefe de la Policia local de Ourense. Jácome habló de «mafia policial»  tras conocer que el funcionario implicado en el asunto no había sido sancionado por aparcar mal su coche aquel día: «Cuando le han preguntado si fue multado, ha dicho que no», relató molesto ya que según contó los agentes sí lo sancionaron a él por haberse parado en el lugar de los hechos.

Estas declaraciones ya han tenido respuesta. María Barrera, la intendente jefa de la Policía Local de Ourense, afirma que la denuncia contra el policía de paisano mal aparcado se instruyó el mismo 14 de febrero por los agentes y fue tramitada un día después. En un escrito, defiende la profesionalidad de sus subordinados. «Quiero manifestar y expresar el merecido reconocimiento y mi sincero agradecimiento a la labor desempeñada por los funcionarios que integran este Cuerpo de Seguridad, el Cuerpo de la Policía Local de Ourense a la que con orgullo represento».

Destaca la profesionalidad que demuestran cada dia en el desarrollo y ejercicio e sus funciones. También habla del volumen de trabajo y de las carencias: «Un importante volumen, el cual llevan a cabo con absoluta profesionalidad y neutralidad en todo momento y lugar, todo ello peses a las dificultades y carencias de medios que venimos sufriendo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La jefa de la Policía Local defiende la profesionalidad de los agentes frente a los ataques de Jácome