El tocomocho y el timo el pariente, las estafas más recurrentes en Ourense

La Policía Nacional pone en marcha una campaña especial para proteger a las personas mayores de estos timos


Ourense

El incremento de la esperanza de vida de la sociedad española, unido a otros factores demográficos como la reducción de las tasas de natalidad, ha dado lugar en las últimas décadas a un fenómeno de gradual envejecimiento de la población que, según las actuales proyecciones estadísticas, tenderá a acentuarse en el futuro inmediato. Las personas mayores, en cuanto grupo específico de riesgo, requieren, afirma la Policía Naciona, de una atención diferenciada por parte de la institución tendente a proporcionarles, los niveles de seguridad que les permitan un normal desenvolvimiento en la sociedad.  La Policía Nacional en el marco de este plan quiere concenciar principalmente a la población de personas mayores de 65 años del aumento de determinados delitos detectados a nivel de la Delegación de Participación Ciudadana que tienen como víctimas potenciales a las personas de esta franja de edad y por ello detalla cómo se desarrolla cada estafa, siendo los más frecuentes en Ourense los del tocomocho y el timo del pariente 

Estafa método de la siembra

Tiene como objetivo principal a personas mayores de 65 años a los cuales sustraen la tarjeta bancaria mientras operan en los cajeros automáticos. Merodean las inmediaciones de los cajeros bancarios preferentemente entre las 09.30horas y 12.30horas, con la intención de seleccionar a la víctima perfecta, siendo su perfil persona mayor entre 60 y 85 años. Una vez escogida la víctima y mientras ésta opera en el cajero, observan el número secreto.Colocan un billete de 10 ó 20 euros en el suelo junto a la víctima. Esperan a que termine la operación, retire su dinero y lo tenga en su poder. Justo antes de retirar la tarjeta de la ranura, le tocan la espalda (lado opuesto a la ranura), y llamando su atención con la excusa de que se le ha caído un billete, la víctima se gira, se agacha y mientras recoge el billete le cambian su tarjeta por otra de similares características, salvo el nombre del titular La víctima abandona la entidad con su dinero, tarjeta y el billete recogido desonociendo que le han cambiado y por tanto sustarido su tarjeta, tras lo cual los autores de la estafa en ese mismo cajero operan con la tarjeta sustraida sacando de esa cuenta todo el dinero que pueden. La víctima no se entera de lo ocurrido hasta que realiza otra operación, y como en muchos casos esto sucede días después, los autores aparovechan para seguir vaciando la cuenta.

 Hurtos amorosos

Siempre son mujeres jóvenes que dependiendo del sexo de la víctima la abordan con una excusa u otra. Se acercan a la persona mayor entablando conversación. Eligiendo preferentemente a varones a los que en muchos casos le ofrecen favores sexuales La abordan en la vía pública y otras veces se presentan manifestando hallarse en una mala situación económica, están perdidas…solicitando colaboración de la persona mayor con la que siempre realizan contacto físico. Las forma de aproximación son a través de abrazo como agradecimiento a lo buena persona que es la víctima por la atención que le ha prestado o tocamiento con finalidad sexual, aprovechando en todos los casos ese contacto para sustraer relojes, colgantes, pulseras o anillos.

Hurtos en domicilios

Suelen ser también mujeres y escogen viviendas de plantas inferiores o a pie de calle. En la mayoría de los casos las autoras son como mínimo dos mujeres y se presentan a la víctima con la excusa de que una de ellas acaba de sufrir una lesión generalmente en una pierna y necesita sentarse. La “persona lesionada” acapara la atención de la víctima, mientras la otra mujer supuestamente busca algún pariente o amigo que las recogerá en su coche. Mientras esperan y “la lesionada” finge dolor su compice que supuetsamente se ha ido a buscar al pariente, aprovecha para registrar la vivienda y apoderarse de dinero y objetos de valor. Finalmente finge su regreso y ambas se marchan, no sin antes agradecer la atención prestada

  Timo del tocomocho

La estafa suele desarrollarse en lugares de tránsito dónde una persona aborda a la víctima manifestando tener un billete de lotería premiado y que por alguna causa no puede cobrar. El estafador ofrece a la víctima venderle el boleto por menos dinero del que corresponde al premio.Para dar mayor credibilidad al timo irrumpirá un segundo estafador (gancho) que suele afirmar la autenticidad del premio exhibiendo un listado de boletos premiados en un periódico. Cuando la víctima compra el boleto premiado y va a cobrarlo a la ventanilla de la administración de lotería comprueba que el billete de lotería es falso. 

Timo del gas

El timo se localiza más en barrios periféricos que todavía tienen en su instalación bombonas de butano o propano. La inspección de verdad se cobra a través de la factura del gas y la revisión directamente al cliente por la empresa instaladora. Normalmente se hacen pasar por técnicos de la compañía de gas, incluso van vestidos con el mono de trabajo, o dicen venir de parte del Ayuntamiento o de la Comunidad Autónoma correspondiente. Estos timadores simulan realizar una inspección de gas alegando que la instalación tiene un defecto grave, aun cuando se limitan a cambiar la goma del gas. Así, los falsos revisores tratan de cobrar la inspección en el momento, bien en efectivo o con tarjeta, siendo los precios desorbitados. En ocasiones, los timadores presionan a los usuarios que desconfían, amenazando que de no llevarse a cabo la inspección y el consiguiente arreglo se pondrá en grave riesgo su seguridad y la de sus vecinos, que tendrán que cortar el gas o que serán objeto de fuertes sanciones económicas por parte de la Administración.  Si nuestra instalación es de gas natural o de propano canalizado, deberemos pasar una "inspección" y la compañía distribuidora nos avisará previamente por correo postal de la obligación de pasarla. En la carta remitida informará de las fechas aproximadas, de la opción que tiene el cliente de que la realice personal bajo la responsabilidad de la distribuidora o de contratarla con una empresa instaladora, y del coste en el caso de decidir encomendársela a la distribuidora. Si la instalación de gas está alimentada por bombonas o depósitos de butano o propano, nos encontramos ante una `revisión' y "siempre será el cliente quien tenga que controlar cuándo debe pasarla y contratar para ello los servicios de una empresa instaladora habilitada. Tanto la inspección como la revisión obligatorias deben realizarse cada cinco años. Y las dos tienen un coste, pero mientras que en el caso de que la inspección, su importe será cobrado siempre a través de la factura del gas (nunca se debe abonar en el acto a quien la realice), en el caso de la revisión, será cobrada directamente al cliente por la empresa instaladora que le haya contratado

 Timo del pariente

El delincuente acude a pisos habitados por personas de edad, normalmente con poder adquisitivo, a las que se dirige por su nombre e incluso da pistas fiables sobre su entorno con el pretexto de generar un clima de confianza. Se hace pasar por familiar de la víctima o alguien próximo y reclama una cantidad de dinero, de manera urgente, para hacer frente a distintas situaciones especiales sobrevenidas en las que necesita el efectivo (normalmente que necesita dinero para un taxi porque el coche se le estropeó o se lo llevó la grúa). El pretexto siempre es el mismo: el compromiso de devolverlo en unas horas.

Timo estampita

El esquema de la estafa consistía en dos cómplices; uno de ellos se hacía pasar por una persona con problemas mentales o simplemente alguien falto de discernimiento, que en la jerga es apodado el tonto, quien llevaba un sobre lleno de billetes a los cuales no daba importancia alguna porque creía que eran meras estampitas El personaje entablaba conversación con algún viandante, el primo, y en ese momento entraba en escena otro de los estafadores, el listo, quien proponía a la víctima hacerse con el dinero por medio del engaño. Entonces, el incauto ofrecía al tonto una pequeña cantidad de dinero por las estampas del sobre; éste aceptaba y entregaba el sobre. Una vez que el listo y el tonto se habían marchado, la víctima se daba cuenta de que en el sobre no había dinero, sino papeles sin valor.

 Estafa cartas Nigerianas

Esta estafa consiste en ilusionar a la víctima con una fortuna inexistente y persuadirla para que pague una suma de dinero por adelantado, como condición para acceder a la supuesta fortuna. Las sumas solicitadas son bastante elevadas, pero insignificantes comparadas con la fortuna que las víctimas esperan recibir. La estafa nigeriana puede entenderse como una versión contemporánea del cuento del primo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El tocomocho y el timo el pariente, las estafas más recurrentes en Ourense