El precio del alquiler de pisos para universitarios crece en un 15 %

Las viviendas de uso turístico en Ourense reducen la oferta de este tipo concreto de apartamentos

r. n. p.
ourense / la voz

A unas semanas de comenzar un nuevo curso académico, la bolsa de vivienda disponible para estudiantes universitarios en la ciudad comienza a rozar mínimos. La cifra de alquileres del presente ejercicio corrobora el gran bajón, pues donde antes se firmaban cuarenta contratos, hoy tan solo se llega a la veintena. En pleno mes de búsqueda de un hogar en el que residir, los universitarios se topan con una realidad ya diferente a la del pasado año: hay menos pisos y el precio ha subido.

José Bailón, propietario de la inmobiliaria JBA, constata el descenso de oferta de pisos para un público universitario desde la visión particular de su negocio. «El año pasado teníamos bastante producto, pero ahora tenemos mucho menos», asegura Bailón. La cartera de clientes con la que cuentan tampoco ha aumentado. «A pesar de las llamadas que realizamos a particulares para ver si nos ofrecen algún tipo de facilidad para alquilar su piso, muchos deciden dedicarse a la vivienda de uso turístico. Y esto perjudica a los estudiantes. Al menos esa es la sensación que me ha dado este año», narra Bailón.

Al aumentar la demanda y disminuir la oferta, lo normal es que los precios se disparen. Algo así ocurre en la ciudad. José Bailón advierte de que lo que anteriormente se alquilaba por 400 euros, ahora alcanza los 450 o incluso 500 euros. «Estamos hablando de una subida en los alquileres de un 15 %, eso seguro», manifiesta Bailón. Las viviendas de uso turístico acaparan, cada vez más, una superficie mayor de los inmuebles de alquiler con los que cuenta la ciudrad. «Exactamente esto es lo que perjudica a los estudiantes», afirma. Otra razón por la que la oferta se podría haber reducido es porque los propietarios prefieren contratos de larga duración.

En la red de clientes con los que cuenta la inmobiliaria JBA, hay algún propietario que se ha pensado la modificación del uso de su vivienda de particular a turístico. «En teoría, este negocio es la leche, pues una noche por cuarenta euros mínimo... Echa la cuenta», comenta Bailón. Algo que no acaba de comprender el agente inmobiliario es la posibilidad de alquilar una vivienda de uso turístico sin estar registrada como tal, algo que sí sucede en la ciudad de Ourense. Esta inmobiliaria no esperará a que el negocio del alquiler turístico se lleve a todos sus clientes. Ya cuentan con alguna actuación programada para hacerle frente a este fenómeno que «ha llegado para quedarse».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El precio del alquiler de pisos para universitarios crece en un 15 %