El Concello de Ourense subastará el coche del alcalde, que viajará en taxi

Miguel Ascón Belver
Miguel Ascón OURENSE

OURENSE CIUDAD

Miguel Ascón

Gonzalo Pérez Jácome cifra el ahorro de la medida en 20.000 euros anuales

22 may 2024 . Actualizado a las 19:28 h.

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, se moverá en taxi por la ciudad y, cuando tenga que viajar fuera, lo hará en tren o en avión. El regidor anunció este martes que se deshará de los dos vehículos oficiales que tenía el Ayuntamiento a su disposición y posó ante los fotógrafos junto a uno de ellos, que subastará próximamente.

Desplazarse en transporte público fue una medida anunciada en el pasado mandato por el entonces regidor, el popular Jesús Vázquez, pero Jácome asegura que no se cumplió. Conviene recordar que gobierna en coalición con el PP. Según precisó, el Concello de Ourense tiene actualmente dos coches oficiales. «Para que no haya ninguna tentación, vamos a desprendernos de los dos», dijo.

Uno de ellos es un Audi A6, el que se subastará. Fue adquirido en el año 2004 siendo alcalde Manuel Cabezas. Tiene cerca de medio millón de kilómetros y su precio de salida será de 3.000 euros, según precisó Jácome. Era el vehículo que utilizaban los regidores para viajes largos y en esos casos el máximo responsable del Ayuntamiento se desplazará en avión o en tren, como hizo la última vez que viajó a Madrid para asistir a una reunión.

Además, el Concello dispone de un Opel para desplazamientos cortos por la ciudad, del que también se desharán próximamente. En este caso, tanto Jácome como el resto de los concejales del gobierno municipal se moverán en taxi. Para ello, el regidor anunció un convenio con la asociación de profesionales del sector. Así, según dice, promocionará también el uso de este servicio.

«Vamos a hacer una campaña para que se utilice más el taxi en Ourense», avanzó el alcalde, que puso como ejemplo el gasto que supone para los ciudadanos dejar su coche particular en el párking cuando van al hospital, que se reduciría si se desplazasen allí de otro modo: «El hecho de que el alcalde y los concejales tengan que utilizar el taxi va a ser un ejemplo magnífico».

Jácome cifró el ahorro de este «nuevo enfoque en la movilidad» de los cargos públicos en 20.000 euros anuales. Ahí se incluyen el seguro, el mantenimiento y el coste de los chóferes. «Normalmente están esperando en el parque móvil y la mayor parte del tiempo están sin hacer absolutamente nada», dijo el alcalde sobre esos trabajadores.

El PSOE, primer grupo de la oposición, respondió poniendo en duda el ahorro previsto y acusando al alcalde de «vender fume» con «declaracións populistas». Los socialistas también reprochan a Jácome sus alusiones a los funcionarios. Y es que, además de las alusiones sobre los chóferes, el regidor anunció que contratará a cincuenta funcionarios interinos -arquitectos, ingenieros y abogados- y que sacará a concurso público las plazas ocupadas actualmente por ese tipo de trabajadores. «En su día fueron metidos muchos por la puerta de atrás», dijo el alcalde, que puso como ejemplo a Bienvenido Fernández, trabajador del Concello y miembro de la ejecutiva del PSOE local, que denunció sentirse acosado por motivos ideológicos.

Además, Jácome anunció la apertura de dos expedientes para aclarar si algunos bomberos se saltaron las guardias que tenían asignadas y si su jefe fue negligente al concederles treinta días seguidos de vacaciones pese a las carencias de personal del parque.