Bodas de desenfreno, regalos de ibuprofeno

Los farmacéuticos ven una grave irresponsabilidad en los detalles nupciales que incluyen medicamentos


Un antiácido, un ibuprofeno, una tirita y una toallita refrescante. Todo envuelto en un original kit que se coloca junto al plato del invitado. Un detalle que cada vez se ve con más frecuencia en las bodas y que ha alarmado a los profesionales farmacéuticos. La Sefap, la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, ha alertado de los riesgos que conlleva regalar este tipo de packs, que pueden incluir analgésicos, fármacos para hacer frente a los excesos gastronómicos e incluso para las náuseas, como la domperidona.

 «Es una grave irresponsabilidad por parte de quien tiene la ocurrencia. La proporción de reacciones alérgicas de muchos medicamentos es del 1 %. ¡Qué irresponsabilidad!», insiste el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ourense, Vicente Álvarez. Y es que los fármacos, aunque sean de bajo riesgo, tienen sus contraindicaciones y pueden tener importantes consecuencias en personas con patologías previas. Mercedes Pereira, vocal de la Sefap en Galicia, pone varios ejemplos de medicamentos que en apariencia son bastante inocuos: «la domperidona a dosis bajas no suele causar problemas en gente joven, pero en personas que tienen trastornos cardíacos sí existe una alerta», apunta esta farmacéutica de atención primaria, quien al igual que Vicente Álvarez asegura estar «sorprendidísima» con que se hagan estas cosas.

El ibuprofeno puede provocar daño renal en personas que tomen antihipertensivos y el paracetamol no está recomendado en pacientes con daño hepático, «¿y qué ocurre si pasa algo? Me parece una barbaridad», explica la vocal de la Sefap.

Lo cierto es que no es nada complicado encontrar en Internet numerosas páginas web que anuncian envoltorios para que los novios puedan preparar estos pequeños packs. Un cartón para colocar un ibuprofeno con la frase «bodas de desenfreno, mañanas de ibuprofeno», puede adquirirse por treinta céntimos cada unidad.

Eso sí, como la venta de medicamentos está fuertemente penalizada -Sanidad investigó 415 páginas web en el 2018 por este motivo-, en la mayoría de los casos lo que puede comprarse en la Red es el envase, y en otros casos se incluyen productos inocuos como tiritas, manzanilla o chicles de menta. Pero todavía hay webs en las que está incluido un ibuprofeno, y otras que ya especifican que no se introducen medicamentos tras la entrada en vigor del Real Decreto 870/2013.

Más allá de los efectos a largo plazo, la automedicación irresponsable también tiene consecuencias a corto plazo, debido a la potencial toxicidad por interacción con otros medicamentos que se puedan estar tomando, sobre todo en personas de más de sesenta años. El presidente del colegio farmacéutico de Ourense apunta otro factor, y es que en este tipo de celebraciones el alcohol suele estar muy presente, y de hecho algunos fármacos se regalan precisamente para paliar los estragos de los excesos etílicos.

En el colegio de farmacéuticos de A Coruña no tienen constancia de este tipo de prácticas, «lo cual nos indica que afortunadamente no es una costumbre tan generalizada y quizá deba quedar en el terreno de la anécdota». No obstante, aprovechando esta más que cuestionable moda, los boticarios recuerdan que los medicamentos no son un tema baladí y no deben tratarse como tal. No solo son productos que se venden exclusivamente en farmacias, «sino que en todo el ciclo de investigación, fabricación, distribución o dispensación y en toda la cadena de custodia debe estar presente un farmacéutico», insisten. No son inocuos, sean o no con receta, deben tomarse bajo indicación médica y, si los síntomas son menores, con la recomendación de un farmacéutico.

«Sacar medicamentos de una farmacia y hacer una distribución masiva de los mismos, abriendo envases o manipulando los blísteres, alterando sus recomendaciones de conservación y poniéndolos al alcance de las personas, tanto mayores de edad como niños, es siempre una actitud irresponsable y que puede conllevar riesgos», explican los boticarios.

Interacciones

Los profesionales ahondan en un tema que probablemente no tienen en cuenta los novios. Y es que, aunque sea de forma aislada, los antiácidos, analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos (AINE) -ibuprofeno- o antieméticos -para las náuseas- pueden provocar interacciones en personas que están tomando otros fármacos, que tienen alergia o algún tipo de patología previa. Un detalle que los novios dan con buena intención, pero que desde luego no es una idea responsable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Bodas de desenfreno, regalos de ibuprofeno