Asesorando que es gerundio


Todos los que pasean, viven y se involucran en la ciudad de Ourense pueden llegar a la conclusión, con los matices que se quieran poner, de que llevamos ocho años de parálisis municipal. Los ciudadanos así lo han entendido castigando con firmeza en las urnas a los gobiernos municipales, en un primer momento del PSOE y después del PP con una brusca bajada electoral. También había la convicción ciudadana de que el motivo principal que impedía que la ciudad de Ourense avanzase estaba en la ausencia de mayorías o de gobiernos de coalición que garantizasen estabilidad política a la tercera ciudad y permitiera desbloquear proyectos básicos, pero también mejorar pequeños detalles del día a día. En lo que nadie había caído era en que faltaban asesores. Ha tenido que llegar el bipartito DO-PP para recordarnos a los ourensanos que la ciudad estaba dejando escapar una oportunidad de oro para duplicar hasta el máximo legal permitido el número de personas que nutran de ideas y de buen hacer al gobierno de la ciudad. El alcalde de Ourense ha considerado necesario que una ciudad de 100.000 habitantes tenga el mismo personal a sueldo que se le permite a una de 500.000. Ahora sí que ya no hay excusas para que la ciudad despegue con tanto asesor rodeando al gobierno bipartito. Imagino que la elección de esas 23 personas, a las que hay que sumar 4 en la oposición, se habrá analizado al detalle con currículos que se ajusten como anillo al dedo a las necesidades de la ciudad. Esperemos que bajo el paraguas de personal de confianza no se tapen favores y prebendas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Asesorando que es gerundio