Pérez Dapía y Novas Benavides ascienden a la élite del arbitraje

Los colegiados ourensanos culminan dos excelentes cursos


OURENSE / LA VOZ

Los comunicados de ascensos y descensos de árbitros en las máximas categorías del fútbol español han dejado dos magníficas noticias para la delegación ourensana, puesto que Abraham Pérez Dapía alcanza la Segunda División y Lorena Novas Benavides llegará a la Primera Femenina, ambos en la categoría de asistentes.

En el caso de Pérez Dapía, con solo 22 años recién cumplidos, el salto significa el regreso de un ourensano al fútbol profesional masculino, desde la retirada de Bernardino González Vázquez. El estudiante de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte se mostraba muy ilusionado poco después de conocer la noticia: «Estoy muy contento, porque desde el principio me lo tomé muy en serio. Jugaba al fútbol y una vez que se necesitaban árbitros, me hice con el silbato y pensé de inmediato que podía encajar en ese mundillo. Al principio lo compaginé, pero cuando ascendimos con el Barbadás a Liga Galega infantil, tenía que decidirme y me quedé con el arbitraje».

Recuerda también Pérez Dapía que en el mismo campo de Os Carrís se acercó con solo trece años al internacional González Vázquez -hoy al frente del comité técnico gallego-, para preguntarle cómo podía entrar en el colegio ourensano: «Subí con mi padre y me explicó que debía participar en unas clases y unos entrenamientos. Ese mismo lunes me apunté, pasé las pruebas y hasta hoy».

Tras escalar como árbitro principal a la Preferente, Abraham ya tenía claro que prefería especializarse como asistente: «Iba hacerlo antes de pitar en autonómica, pero decidí que era mejor continuar un año más y adquirir experiencia. Como asistente estuve dos temporadas en Tercera y esta en Segunda B». Un paso meteórico hacia el balompié profesional, tras un curso en el que fue de modo habitual uno de los integrantes de la terna que encabezó el coruñés Eirís Mata. Abraham estudia en la ciudad herculina y pronto formó un equipo sólido con el colegiado, antes de actuar también con los pontevedreses Pastoriza Iglesias y Muñiz Ruiz, este último también ascendido a la categoría de plata estatal, por lo que podría coincidir con él en más de una ocasión.

Por su parte, Lorena Novas Benavides es una viguesa que caló hondo en el comité ourensano, al que se trasladó mientras cursaba sus estudios en la ciudad. A la vez que trabajaba en un campamento veraniego, el delegado provincial, Claudio Cerdeira, la felicitó por su ascenso y destacaba que «es una más de las nuestras, con un comportamiento ejemplar durante estos tres años». Llegó a la Primera Galicia e incluso suena para el ascenso a Preferente, pero tenía claro que pretendía acceder a la máxima competición femenina, en la que actuará como también asistente. Junto a la internacional Zulema González son un ejemplo que otras mujeres pueden seguir en Ourense. La recompensa está a la vista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pérez Dapía y Novas Benavides ascienden a la élite del arbitraje