Un informe detecta un exceso de tiendas del sector textil en Ourense

El Foro Liceo demanda que se avance en la peatonalización para favorecer las ventas


ourense / la voz

El comercio pasa por una temporada complicada en la ciudad de Ourense. Muchos negocios bajaron la persiana durante los últimos meses. Uno de los sectores más afectados fue el del textil, con el cierre de negocios emblemáticos en la ciudad como Pablo Enrique, Coach Private o la boutique Maricastaña, solo por citar los más recientes. Este goteo de negocios que pasan a la historia hace que el sector comercial se mueva y busque soluciones. En ese contexto se engloba un estudio económico del comercio ourensano, elaborado por el Foro Liceo de Ourense. Entre las numerosas conclusiones a las que se llega en un exhaustivo análisis, elaborado con la colaboración del Colegio de Economistas de Ourense, se destaca, precisamente, el hecho de que hay sectores sobredimensionados, como es el caso del textil, las librerías y papelerías y la alimentación.

Otra de las cuestiones que hace que muchos negocios tengan la soga al cuello está relacionado con sus costes directos, como pueden ser las cuotas de la Seguridad Social, impuestos, una ley de segunda oportunidad poco eficaz o las tasas locales y que aunque tienen un origen genérico, en Ourense se hacen mucho más palpables. A la hora de buscar soluciones a este escenario pesimista, desde el Foro Liceo de Ourense se apuesta por medidas concretas. Una de ella sería la necesidad de la humanización y peatonalización de la ciudad, y en concreto, de las zonas comerciales acercando los aparcamientos a los puntos más comerciales. Otra demanda ya habitual se centra en la petición de la retirada y el control de los descuentos y rebajas fuera de temporada y no justificadas. Exigen, por tanto, una regularización de las rebajas, como existía anteriormente con dos períodos muy bien definidos a lo largo del año. Entre las alternativas para salir de un escenario complejo, los emprendedores destacan la necesidad de reducir el pago de impuestos y cotizaciones. También alertan del hecho de que está muy próxima la llegada de la alta velocidad a la ciudad de Ourense y que no se está preparando de manera adecuada.

En la capital ourensana sobreviven 1.420 negocios vinculados al comercio

Que el sector comercial continúa siendo uno de los motores económicos de la ciudad de Ourense es algo que se sostiene a base de datos. De los 3.763 comercios de la provincia, 1.420 se encuentran en la capital (38 %). Esa cifra era algo superior en el 2016 (1.431) y en el 2015 (1.463). Muchos de esos cierres se deben, según aseguran desde el Foro Liceo, a las jubilaciones de propietarios y la falta de continuidad, además del descenso geográfico. «Hay muchos comerciantes que desearían ceder su negocio a nuevas generaciones. En ocasiones, comercios que aún funcionan, pero que no encuentran a las nuevas generaciones o emprendedores que estén dispuestos a tomar el relevo de ese comercio, en parte por desconocimiento o por falta de interés o incentivos», indican. De las 393 sociedades mercantiles que comenzaron en el 2018 en Ourense, el 31 % estaban relacionados con el comercio.

La edad media del propietario de un negocio es de 48 años, y con dos empleados

El estudio económico elaborado por el Foro Liceo de Ourense sobre el estado del comercio ofrece, en base al centenar de encuestas realizadas a comerciantes de la ciudad, un perfil muy definido de los propietarios. Se trata de una persona con una media de edad de 48 años, con un promedio de dos empleados en cada negocio. Y es que el porcentaje de empresas de este sector que cuentan con más de diez empleados apenas superan el 5 %. En lo que se refiere a las características de su negocio, la media del establecimiento se sitúa en los 97 metros cuadrados. Con estos datos encima de la mesa, los redactores del estudio para el Foro Liceo de Ourense alertan de que en los próximos cinco años se producirán un 12 % de cierre de establecimientos por jubilación de sus propietarios. Esa cifra se eleva hasta el 20 % en la próxima década.

Del estudio también se detecta que la media de clientes fijos es baja y que, en cierta medida, este dato es más orientativo en la mayoría de establecimientos cuando en los tiempos que corren consideran que es «imprescindible» tener encima de la mesa un análisis exhaustivo de los clientes para poder tomar las medidas oportunas. Esos clientes del comercio local tienen una media de 43 años, lo que implica una clientela adulta y envejecida. En este sentido, hay que destacar que la ciudad de Ourense cuenta con una medida de edad de 50 años y que es la única de España que alcanza esa cifra. Esto provoca, según el análisis que hacen desde el sector, que sea necesario captar clientes externos y procedentes de otros ámbitos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un informe detecta un exceso de tiendas del sector textil en Ourense