El movimiento vecinal reclama menos suciedad y mejor recogida de basura

La nueva corporación deberá afrontar las quejas por la calidad del servicio

María doallo
OURENSE

La Voz de Galicia informó este domingo de una encuesta de Sondaxe que sitúa la limpieza y recogida de basura como una de las principales preocupaciones de los ourensanos. Las quejas por el funcionamiento de este servicio, encomendado a la UTE Ecourense, son reiteradas tanto a nivel político como vecinal. Partidos y asociaciones denuncian esos supuestos incumplimientos en el pliego condiciones incluso en los juzgados, pero la suciedad y los problemas relacionados con la recogida de basura siguen preocupando.

Prueba de ello fueron los programas electorales de las formaciones políticas. Todos presentaban propuestas en relación a este servicio y proponían soluciones para uno de los problemas más visibles, curiosamente el de los contenedores subterráneos. En la ciudad hay cerca de cien instalados en distintos puntos y todos ellos fueron precintados en junio del 2014. Este mes se cumplen, por lo tanto, cinco años de aquella decisión, tomada por deficiencias que generaban inseguridad para los trabajadores de la recogida de basura.

Ya en las elecciones del 2015 ese fue un asunto clave y todos prometían solucionarlo durante el mandato que arrancó entonces, pero no ha sido así. Después de unas largas negociaciones y de la contrataciones de asesorías externas para determinar cuál podría ser la mejor solución, un acuerdo entre PP y DO parecía resolver la cuestión, pero el gobierno popular aludió a problemas técnicos para contratar el proyecto y finalmente será responsabilidad de la nueva corporación municipal.

El de los contenedores subterráneos es, como se ha dicho, uno de los problemas más fáciles de identificar en relación a este servicio, pero hay muchos más. La Agrupación Miño, que aglutina a una veintena de asociaciones vecinales de la ciudad, llegó a llevar sus quejas al Juzgado. Ese colectivo planteó un litigio contencioso-administrativo, que fue desestimado, en el que exponían los supuestos incumplimientos del pliego de condiciones por parte de la empresa adjudicataria del servicio de limpieza y recogida de basura. Se referían específicamente a las carencias en los núcleos de población del perímetro rural del municipio.

Esa preocupación es compartida por la Federación Limiar. Su presidente, Manuel Mosquera, no ahorra calificativos a la hora de valorar esta prestación. «Es evidente que está todo hecho una mierda». A su juicio, el Ayuntamiento debe volver a sacar a concurso el contrato y debe establecer un pliego de condiciones más claro y más exigente con la adjudicataria. «Con el que hay ahora la empresa se afeita para arriba», dice el máximo responsable de Limiar, que cree que el servicio debería contar con más personal porque el actual no es suficiente para atender las necesidades de la ciudad.

¿Qué proponían los partidos durante la campaña electoral?

Las propuestas en este ámbito de los cinco partidos políticos que obtuvieron representación el pasado 26M ofrecen distintas soluciones. Una de ellas es el plan de choque que propone el PSOE (que también prometió un millón extra para parques y jardines). El PP, por su parte, anunciaba la creación de una brigada «365» para atender las demandas vecinales. DO reclamó la remunicipalización del servicio y acusó a la empresa de incumplir sus obligaciones. Ciudadanos propuso bonificaciones para mejorar la recogida selectiva y el BNG, el sellado definitivo de los contenedores subterráneos.

Un estudio de la OCU sitúa a Ourense en el puesto 43 de 60 ciudades

La percepción de que la ciudad está sucia es compartida por muchos ourensanos y se ha visto refrendada recientemente por un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). En él se analiza una lista de sesenta localidades españolas y Ourense ocupa el puesto número 43. Los vecinos que participaron en la encuesta le dan al servicio de limpieza viaria una valoración de 45 sobre 100. Si la comparación se hace con el resto de las ciudades gallegas, la ourensana obtiene mejor nota que A Coruña y Lugo pero peor que Vigo y Pontevedra.

Los aspectos concretos que menos satisfacen a los contribuyentes de Ourense son la presencia de excrementos caninos, las pintadas o la mala ubicación y estado de los contenedores. Por otra parte, según la Organización de Consumidores y Usuarios, el servicio ha ido a peor en los últimos tiempos. En este sentido, la entidad recuerda que la capital ourensana perdió siete puntos con respecto al estudio anterior.

BUROCRACIA

La Voz publicará esta semana una serie de informaciones sobre los retos del nuevo gobierno. Mañana es el turno de las carencias administrativas (burocracia, personal, etcétera).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El movimiento vecinal reclama menos suciedad y mejor recogida de basura