PP y PSOE evitan fijar líneas rojas sobre posibles pactos tras el 26M

Radio Voz reunió en un debate a los principales candidatos a la alcaldía de Ourense


Ourense

La campaña de las elecciones municipales entra en su recta final y los principales candidatos a la alcaldía se encontraron este lunes en los estudios de Radio Voz en Ourense. La única excepción fue la de Gonzalo Pérez Jácome, de Democracia Ourensana, que declinó la invitación por considerar que había demasiados participantes. Además de las cuatro formaciones con representación actualmente en el Concello, asistieron otras tres -BNG, Ciudadanos y Podemos-EU- por su implantación a nivel estatal o autonómico. El debate, que fue moderado por la delegada de La Voz de Galicia en Ourense, Ruth Nóvoa, se emitió en el programa Voces de Ourense, dirigido y presentado por Javier Moro.

PRIORIDADES

Las cartas, sobre la mesa. Los candidatos tuvieron dos minutos al arrancar el debate para exponer sus prioridades y motivaciones para ser alcaldes. El candidato a la reelección del PP, Jesús Vázquez, puso de relevancia los 306 millones de euros en inversiones captadas de otras Administraciones, la rebaja de impuestos o la eliminación de la deuda, todo ello logrado pese al «bloqueo» de la oposición, según dijo. Rafael Rodríguez Villarino, del PSOE, aseguró que se presenta para «poñer en marcha a cidade e recuperar o esplendor perdido» y aprovechó para detallar algunos de sus proyectos, como la circunvalación OU-30 o el tranvía verde en las vías liberadas por el AVE. El candidato de Ourense en Común, Martiño Xosé Vázquez, puso en valor, por su parte, el trabajo de fiscalización de su grupo con la denuncia por el «enchufe» del jefe de Personal del Concello y fijó como objetivo una ciudad «verde, feminista, ecoloxista e de progreso».

Por lo que respecta a los aspirantes a entrar en la corporación, José Araújo, de Ciudadanos, dice que quiere ser «chave» en el próximo mandato. Criticó, además, la gestión de gobierno y oposición desde el 2015 pese a que él mismo fue portavoz del PP hasta hace solo unas semanas, algo que se encargaron de recordarle otros candidatos a lo largo del debate. Luis Seara, del BNG, calificó al ejecutivo popular como el «peor da historia de Ourense» e hizo hincapié en que el de su partido es el «único proxecto nidiamente do país». Finalmente, David Alvarado, de la coalición de Podemos-Esquerda Unida, remarcó que Ourense «non é unha cidade abocada a morrer» pero dijo que antes «é fundamental acabar con clientelismo».

LADRILLO Y SERVICIOS

¿Qué hacer con el PXOM y la asistencia social? Si en algo hay unanimidad entre los diferentes partidos es en que es necesario aprobar un nuevo plan urbanístico para poner en marcha la ciudad. Las recetas para lograrlo son, sin embargo, diferentes. PSOE, OUeC, BNG, Ciudadanos y Podemos cuestionaron la aprobación provisional impulsada por el PP vía junta de gobierno, sin pasar por el pleno. Vázquez se defendió censurando la actitud del grupo socialista al remarcar que no quisieron dar su visto bueno a un documento que inicialmente fue elaborado por el PSOE. Además, aseguró que el sistema de aprobación fue avalado por el Consello Consultivo.

Eso no evitó que el resto de partidos hablasen de «especulación» o incluso de «cacicada», algo que no gustó a José Araújo. El de Ciudadanos criticó a quienes, a su juicio, estaban «denigrando ao sector da construcción», aunque también al alcalde por su «falta de valentía» al no negociar con la oposición. Además tuvo un roce con Rodríguez Villarino por afirmar que la exconcejala de Urbanismo, Áurea Soto, había actuado «cargada de odio».

Por otra parte, en un bloque específico sobre servicios sociales, Jesús Vázquez aseguró que durante este mandato «fíxose todo o posible» mientras que el candidato socialista destacó que «é o PSOE o que ten garantido todos os avances sociais neste país». Martiño Xosé Vázquez propuso una auditoría de ese departamento tras pasar por él «a peor concelleira da historia», en referencia a Sofía Godoy. Luis Seara lamentó el retraso del centro de atención a personas con discapacidad, Araújo propuso dos nuevos centros de salud en O Vinteún y San Francisco y Alvarado, sugirió la remunicipalización de servicios como la ayuda a domicilio.

PACTOS

Sin líneas rojas. Parece difícil que tras este domingo haya un gobierno con mayoría absoluta en Ourense. Serán necesarios pactos y los principales candidatos no quieren dibujar líneas rojas. Jesús Vázquez dijo que para negociar apostará por la «moderación tanto desde o ámbito da esquerda como do centro-dereita». Eso sí, excluyó a quienes conviertan la política «nun circo». Rafael Rodríguez Villarino señaló, por su parte, su disposición a cumplir su propio programa «e tamén facer que coincida co partido político daqueles que queren o progreso nesta cidade». En este sentido, Martiño Xosé Vázquez dijo que lleva «catro anos demostrando unha oposición de progreso» junto al PSOE y mostró su temor ante un posible pacto de los socialistas con DO. Araújo no quiso trazar líneas rojas y tanto Seara como Alvarado apostaron por evitar que gobierne la derecha.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

PP y PSOE evitan fijar líneas rojas sobre posibles pactos tras el 26M