Presos de Ourense y escolares de Nigrán lanzan un reto contra los incendios

Suman esfuerzos en la campaña de concienciación #SenLumes, que aspira a ser viral


nigrán / la voz

No hay mejor aprendizaje que el de la propia experiencia. Estos días lo demuestran más de un centenar de alumnos de los colegios Estudio de Chandebrito y Divina Pastora de Ourense, que acaban de titularse como investigadores sociales en la campaña #SenLumes de la asociación Apes (para la prevención y la educación social) y la Fundación Barrié.

Los promotores emplean el término investigador porque cada alumno es artífice de su propio aprendizaje por descubrimiento, en esta ocasión sobre los incendios forestales. Una realidad que los estudiantes de Nigrán conocieron de cerca en octubre del 2017, cuando el fuego, que mató a dos vecinas de esta parroquia, dañó también parte de sus instalaciones educativas.

Desde esta semana y, tras varios meses de investigación, los escolares lanzan un reto para visibilizar y concienciar a todos sobre la importancia de ser parte activa, tanto de la prevención como de la solución, que quieren que sea viral para poder acabar con todos los fuegos. Voluntarios de la prisión de Pereiro de Aguiar también han compartido con ellos su experiencia. Los presos han diseñado, escrito y confeccionado grandes carteles para ellos, para que tengan también presente, además, las consecuencias de perder la libertad por incumplir la ley.

Este intercambio de aprendizajes, complementado con actividades de rol y el apoyo de una criminóloga de Apes, han posibilitado lo que los promotores denominan la acción social de proyecto. Al ser Instagram la red social que más utilizan estos jóvenes investigadores sociales, han dado forma a sus aprendizajes a través de un mensaje visual que cada alumno ha subido a su cuenta con el hashtag SenLumes.

El proyecto es un trabajo en red que implica a estas entidades sociales, a los alumnos y también a sus familias, asegurándose así la adquisición de hábitos saludables. Los alumnos de estos centros de O Val Miñor y Ourense se convierten así ahora en artífices del reto, que no es otro que el # Sen Lumes se multiplique con los vídeos que vayan subiendo quienes se sumen a su campaña de prevención de fuegos hasta hacer el contenido viral.

El resultado está a la vista de quienes accedan a este hashtag y que pueden ayudar a que la cadena apague cada vez más fuegos. «Muchos de los presos nos dicen que si hubieran tenido otras alternativas educativas no habrían acabado en la cárcel», explican voluntarios de Apes. Los escolares han aprendido y ahora enseñan que no hay actuación sin consecuencias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Presos de Ourense y escolares de Nigrán lanzan un reto contra los incendios