Ourense movió más de un millón de viajeros de tren el último año

La provincia sigue una línea al alza al incrementar los pasajeros en 30.000 personas


ourense

Cada vez son más los ourensanos que apuestan por el tren como transporte público en la provincia de Ourense. Así se desprende de los datos facilitados por la operadora Renfe del último año, donde las estaciones ourensanas mantuvieron una tendencia al alza que mantiene el tráfico de viajeros en la provincia por encima del umbral del millón de viajeros.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, en Ourense se subieron o bajaron de un tren en el año 2018 1.090.400 personas, lo que supone 30.000 más que en el año 2017. Este incremento se sostiene, especialmente, por la actividad en las dos estaciones ubicadas en la capital ourensana, que registraron una subida de 32.000 personas. Es decir, que no solo asumieron todo el incremento, sino que amortiguaron el descenso que se produjo en el resto de las terminales de la provincia, cuya red es poco competitiva con otros medios de transporte, tanto por el número de frecuencias como por la duración de los trayectos.

Y es que la mayoría del tráfico ferroviario de viajeros se concentra en la estación Empalme y, en menor medida, en la de San Francisco. De acuerdo con los datos que maneja Renfe, en la ciudad de Ourense se subieron y bajaron de un tren un total de 975.100 personas, mientras que en el 2017 esa cifra se había quedado en 943.500. Fuentes de Renfe aclaran que en las estadísticas relativas a la provincia de Ourense se incluyen también los viajeros que se han subido y bajado en Galicia (intracomunitarios). En la comparativa con el resto de provincias gallegas, Ourense se sitúa en el tercer puesto, superando a Lugo (356.300 viajeros) de forma clara apoyada en ser un nudo ferroviario de toda Galicia. Por delante se queda la provincia de Pontevedra (2,9 millones de viajeros) y A Coruña (4,9 millones). Muchos de esos usuarios, sin embargo, pasan por tierras ourensanas de camino a sus destinos, aunque no hacen parada en la provincia y por tanto no computan en la estadística. En todas las provincias, se ha incremento en el último año el número de viajeros, de acuerdo con los datos de Renfe.

El Avant es el servicio estrella con las conexiones A Coruña y Santiago

Si hay un servicio que se ha convertido en un referente para los usuarios del tren ese es el Avant, que conecta Ourense con las ciudades de Santiago y A Coruña, en un tiempo que hasta su puesta en funcionamiento era ciencia ficción en la mente de los gallegos, que todavía esperan con ansia la conexión de alta velocidad con Madrid y que está prevista en período de pruebas para finales del año 2019. En la actualidad, el Avant cuenta en los días laborales con un total de nueve conexiones con Santiago, a las que hay que sumar las cuatro que se realizan con el Alvia que viene de Madrid y que también aprovecha la línea de alta velocidad para situarse en Compostela en un margen de cuarenta minutos.

El único agujero negro que denuncian los viajeros habituales de la línea Avant es la ausencia de conexiones entre las 7.55 horas y las 12.10 horas. Pese a ello se ha convertido en el medio de transporte preferido y habitual de estudiantes y funcionarios que se desplazan a diario a la capital gallega. El precio del viaje, al margen de los bonos disponibles, es de 17,70 euros para un viaje de ida, mientras que si se compran la ida y la vuelta de forma conjunta se queda en 14,15 euros cada uno de los viajes. El billete hasta A Coruña sube a los 25,30 euros, solo ida.

Hasta el 23 de mayo continuarán los transbordos en autobús a Zamora

Varias obras simultáneas en la línea de ferrocarril entre Galicia y Madrid para adecuarla a la alta velocidad han obligado a ADIF a cortar la vía en diferentes puntos entre Ourense y Zamora. Esto obliga a Renfe a organizar transbordos de viajeros por autobús entre Ourense y Zamora. Lo mismo sucede con los viajeros que van desde Pontevedra hacia la capital de España. En total, y hasta el próximo jueves, 23 de mayo, se verán afectados más de 160 trenes. La restricción supone, en la práctica, un incremento cercano a la media hora para los viajeros que se mueven entre Ourense y Madrid. El hecho de tener que desplazarse en autobús durante un par de horas no es el único inconveniente al que tienen que hacer frente los ourensanos que utilizan esta línea, sino que tampoco pueden comprar el billete el mismo día al estar bloqueado por Renfe su venta para organizar el viaje por autobús.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ourense movió más de un millón de viajeros de tren el último año