Peitos: «Si corro en un rali es con el Escort de Chumbo»

María Teresa Rodríguez Vázquez
Maite rodríguez OURENSE / LA VOZ

OURENSE CIUDAD

Miguel Villar

El mítico piloto fue el último ourensano que ganó el Rali de Ourense, en 1982

05 may 2019 . Actualizado a las 10:48 h.

José Antonio Rodríguez «Peitos» es un mito viviente del automovilismo ourensano. Fue el último ganador local, en 1982, del Rali de Ourense. Su carrera como piloto incluyó muchos más triunfos y múltiples anécdotas. Algunas las comparte en este rincón.

Nacido en la calle Murillo, del barrio de O Couto, Peitos reside desde hace catorce años en Marbella, adonde se fue a vivir «por amor». Todos los meses pasa una semana en su ciudad natal y sigue vinculado al mundo del automovilismo, aunque ahora como espectador y acompañante de su amigo Urbano Villanueva, con quien acude a los ralis de tierra en los que corre el hijo de este, Álex Villanueva.

«Estudié en unos cuantos colegios porque me echaron de casi todos. En Salesianos estuve seis años, en el Doce de Octubre, inclusive con el Padre Silva; me casé con 19 años, y la afición a los coches siempre fue lo mío», resume sobre sus primeros años. Peitos recuerda que, de pequeño, le robaba todos los días el coche a su padre. «Después de comer, tenía que ir a dar una vuelta en el coche. Me llamaban ‘el hijo del practicante’», ríe. Ya con dos hijas, se tuvo que ir a la mili, y al volver destinado a Ourense se compró su primer coche, un Alpine. «Era una maravilla e hice mi primera carrera en el 72-73. Fue la subida a Pereiro de Aguiar. Tres o cuatro años después empecé a correr», relata.