El jurado del caso A Esmorga decidirá si hubo asesinato, homicidio o accidente

Los dos acusados mantuvieron versiones distintas de los hechos desde su detención


ourense / la voz

El juicio por la muerte de Alexandru Walter Boghio, ocurrida el 19 de diciembre del 2014, entra en su fase final. Después de seis días de prueba testifical y pericial, el séptimo día de la vista que por este asunto se celebra en la Audiencia provincial de Ourense se centró en el visionado de la grabación de la reconstrucción de los hechos que se hizo tras el arresto de los acusados, Eduardo L. F. y Óscar E. L., así como en la reproducción de los audios que la familia de este último imputado presentó al juzgado.

Con la primera de las pruebas pudieron ver los integrantes del jurado cómo era el lugar desde el que Alexandru fue arrojado, o cayó, al canal del río Viñao. El intenso ruido que hace el agua, que por esa zona baja con mucha fuerza tal y como describieron los agentes de la Guardia Civil, y las contradicciones entre las versiones que aportaron ya desde el primer momento los acusados, quedaron evidenciados. Así, Óscar dijo que Alexandru había caído accidentalmente, tras un forcejeo, y que se había colado por debajo de la valla, situada a siete metros de altura sobre el canal, que desemboca tras pasar por varios túneles en el embalse de Albarellos. Eduardo, por su parte, aseguró que había visto el cuerpo de la víctima siendo arrastrado, tras caer también él al suelo, y que después ya lo vio en el agua, aún con vida ya que braceaba.

Completadas las reproducciones llegó el turno de las conclusiones de las partes, que introdujeron algunas modificaciones. La más importante para el jurado es la que aportó la fiscala, Rosa Tallón, quien puso sobre la mesa la posibilidad de que los hechos fueran constitutivos de un delito de homicidio. Aunque la principal tesis para esta parte sigue siendo que los acusados cometieron un asesinato, ya que habrían planificado juntos llevar a la víctima al canal y, desde allí, lanzarlo al agua sin posibilidades de que pudiera salir ya que había sido víctima de una paliza previa y había tomado alcohol y drogas, para que el tribunal pueda analizar todas las posibilidades plantea, subsidiariamente, la hipótesis del homicidio. De ser el primer caso la pena sería de 18 años de prisión, mientras que en la segunda alternativa sería de 15.

La acusación particular, ejercida por el letrado César Lorenzo, también vario su postura inicial. Así, a la vista de las pruebas que se han aportado en el juicio considera que no concurre en los hechos la circunstancia agravante de ensañamiento, por lo que rebaja la petición de pena por asesinato de los 25 años de reclusión que solicitaba inicialmente a 20. Esta parte se adhiere a los hechos que planteó la fiscala y también solicita que, subsidiariamente, se pueda considerar lo ocurrido como un homicidio, solicitando para ese supuesto quince años de cárcel.

Absolución o eximentes

Para las defensas de los dos imputados, la principal tesis de los hechos es que fueron un accidente, si bien también introdujeron matices. Manuel Estévez, letrado de Óscar, pidió que en caso de condena se aplicase la eximente de intoxicación etílica, una circunstancia atenuante que también aprecia el defensor de Eduardo, Luis Salgado. Este letrado ve asimismo aplicables en este caso las dilaciones indebidas. De apreciarse, supondrían rebajas en las penas impuestas a los acusados.

El tribunal iniciará las deliberaciones el lunes, tras recibir el objeto de veredicto

La sesión del juicio prevista para este viernes se centrará en la lectura de los informes por parte de las acusaciones y las defensas. Será, propiamente, el último día de una causa que ya cierra su segunda semana y se prevé que las conclusiones se prolonguen durante varias horas. Los once integrantes del jurado, dos de los cuales ejercen como suplentes, tendrán que escuchar las explicaciones de las partes sobre cómo consideran que ocurrieron los hechos que terminaron con la muerte de Alexandru, cuyo cadáver fue encontrado en las aguas de la presa de Albarellos. Tras las conclusiones será tarea de la magistrada-presidenta la redacción del objeto del veredicto, que según se ha programado se entregará al tribunal el lunes. Esa mañana empezarán las deliberaciones, durante las cuales los jurados permanecerán incomunicados, hasta que alcancen una decisión sobre la culpabilidad o inocencia de los imputados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El jurado del caso A Esmorga decidirá si hubo asesinato, homicidio o accidente