«Un retrato debe ser coherente»

La fotógrafa bielorrusa Lena Repetskaya  llegó a Ourense hace diez años y sigue trabajando aquí


ourense / la voz

Vino a Ourense por amor hace casi diez años y se ha hecho un hueco en el mundo de la fotografía. Lena Repetskaya tiene estudio propio en el Parque Tecnológico de Galicia. Un lugar en un mundo en el que ya no hay distancias. Para esta bielorrusa el hecho de moverse a otra ciudad no era importante. «Siempre me he dedicado al mundo artístico. Y cuando descubrí la fotografía cambié radicalmente mi profesión», explica Lena, que había estudiado para ser enfermera.

Los inicios en Ourense fueron difíciles por el idioma. «En tres meses ya me pude expresar, porque necesitaba comunicarme con la gente. Poco a poco empecé a hacer amigos, contactos», explica. El retrato, la moda y la arquitectura son las temáticas que más le gustan quizás por su vertiente artística. «Tengo muchos clientes de Ourense y de otras ciudades», dice. No es fácil describir en palabras el estilo de una artista como Repetskaya, aunque ella lo resume: «Tengo un enfoque creativo y artístico, me gusta trabajar con la luz, con colores y espejos. Quizás sea esto lo que me diferencia del resto».

Le costó tiempos encontrar su estilo. Lo hizo aprendiendo de los grandes, no solo de la fotografía sino también de la pintura, otra disciplina que le apasiona. «La imagen puede transmitir muchas cosas y cada uno capta una. Puede depender de tu estado anímico. Lo que yo quiero es reflejar algo concreto, pero otra persona puede encontrar otra cosa distinta», explica. Y añade que en el caso del retrato, de la marca personal, son necesarias horas de estudio para saber qué se quiere porque transmitir a primera vista todo con una sola imagen es complicado. «El trabajo va más allá. Un retrato tiene que ser coherente. Con uno mismo y con la forma de trabajar del fotógrafo», explica.

Lena Repetskaya señala que mucha gente se sorprende con su minuciosidad y con el tiempo que dedica a una foto, pero agradablemente: «Ven que es un trabajo serio y premeditado, no solo un clic. Y la gente ahora mismo lo valora mucho, porque una imagen que transmita es muy importante. En tiempos de Internet, en los que con la imagen hay que reflejar todo, esto es cada vez más necesario. Es la primera impresión. Solo hay una», dice. La fotógrafa bielorrusa habla de la importancia del contacto personal: «Es lo más».

Asegura que es muy feliz con su trabajo y que si aún encima hace que sus clientes también lo sean, pues no puede pedir más. «Los que realmente saben de la importancia que tiene una imagen no quieren correr, ni hacerlo rápido, se toman su tiempo y no les importan hacerlo», explica.

Desde Ourense, señala Repetskaya, se puede trabajar para todas la partes del mundo. «A día de hoy teniendo tus redes y tu página web es muy fácil. Además, yo contacto mucho a través de Linkedin que es mi red de excelencia para el trabajo. Cada día es más importante», relata. Ha tenido que ir aprendiendo con los tiempos y, afirma, tiene que hacerlo de forma continua, aunque es importante tener una buena base, que a ella le dio su trabajo inicial con película, con el carrete. «Era bonito. Te ayuda a pensar mucho antes de hacer clic. Es muy buena escuela. Piensas antes de disparar».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ourense

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Un retrato debe ser coherente»