Bajo las aguas calientes y con vistas al caos

Los habituales de la zona termal convivieron con bomberos y policías el día después del incendio


Ourense

Un día después del incendio que dejó convertido en cenizas el recinto termal de A Chavasqueira, las llamas seguían asomándose por las maderas que todavía quedaban en pie. El fuerte viento de la noche y las lluvias obligaron a la Policía Local a acotar el camino junto a las termas con vallas protectoras que muchos vecinos y visitantes obviaron, paseando tranquilamente o bañándose en las termas públicas mientras todavía humeaba el recinto y los bomberos se turnaban para ir apagando los pequeños fuegos que se fueron sucediendo.

«Despois do incendio o que se mantén en pé son os piares grandes e as madeiras de menos dimensións están en parte tiradas. Non sostén agora mesmo case nada, só pequenas partes con lousas. Temos a zona moi delimitada e non hai perigo para a xente», señalaba ayer el jefe de los bomberos que entraba en servicio. Quizás lo único que podría resultar dañino eran las piezas de pizarra que podrían volar. No hay, todavía, fecha para la reconstrucción del recinto y ni siquiera para tirar la parte de la estructura dañada que a pesar de las llamas quedó en pie.

Esta imagen caótica descrita por los bomberos contrastaba con la idílica de los bañistas que acuden diariamente a la zona pública de A Chavasqueira, sumergidos en aguas calientes bajo la lluvia. Allí, sumergidos y con vistas al caos, siguieron cómodamente todos los pasos dados por las autoridades, servicios de emergencias y policía científica. Lo hicieron desde una posición única, eso sí.

Se acercaron curiosos y algún que otro turista desconcertado que se enteraba en ese momento de lo sucedido «¿Podemos pasar?», preguntaban a un bombero. «Pues no sé, no hay peligro, pero hay puesta una valla», respondía. La normalidad fue regresando poco a poco a la zona aunque el día desapacible pudo restar visitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bajo las aguas calientes y con vistas al caos