Detenido en Ourense un hombre que agredió con una barra de hierro a su pareja en Vigo

Fue identificado por un vigilante de la estación de Renfe que había sido alertado por la Policía Nacional que tenía en marcha un operativo de búsqueda


Ourense

El hombre de 6o años que se hallaba en búsqueda y captura por haber agredido brutalmente a su pareja en Vigo, fue detenido finalmente en Ourense este miércoles, gracias a la intervención de un vigilante de seguridad de Renfe que lo identificó en la estación ourensana.

Los hechos que se le imputan tuvieron lugar poco después de las cuatro de la tarde del martes en el número 75 de la calle Numancia de Vigo. En el transcurso de una discusión, el individuo golpeó a la mujer fuertemente en la cabeza. Un testigo que escuchó los gritos de la víctima llamó al 091. Cuando la policía llegó al lugar se encontró a la víctima, de 40 años, en el suelo y sangrando abundantemente por la cabeza. A su lado estaba su hijo de 11 años, tremendamente asustado. El pequeño, según narró a la policía, se encontraba durmiendo en su habitación cuando despertó por los gritos de su madre y se asomó a la puerta de la calle. El agresor todavía la estaba golpeando con una especie de barra de hierro, pero como el niño empezó a gritar diciéndole que dejase de pegarle, salió huyendo. La mujer resultó gravemente herida y fue trasladada en ambulancia al Hospital Álvaro Cunqueiro, donde además se ordenó su custodia policial como medida preventiva, ya que con la ayuda del pequeño que identificó al varón porque acudía con frecuencia a su casa (al parecer mantenían una relación sentimental) se constató que se trataba de una persona peligrosa. De hecho le constaban 18 detenciones anteriores por distintos hechos delictivos, varios de ellos violentos, si bien no existían denuncias previas por malos tratos a la víctima.

La Policía Nacional seguía el rastro del hombre y de su vehículo, tras varios intentos infructuosos de localizarlo en su domicilio, en su entorno o a través del teléfono; y había alertado tanto a la Policía Local y la Guardia Civil como a los puestos fronterizos con Tui por si intentase abandonar el país. Entre las comisarías que se puso a trabajar en el caso, estaba la de Ourfense que estableció un dispositivo por si el agresor se desplazase a la ciudad, difundiendo a las distintas fuerzas de seguridad de la capital ourensana y el área metropolitana, los datos y la fotografía del presunto autor de la agresión. A las 10 de la mañana del miércoles una unidad de Seguridad Ciudadana de la Comsiaría de Ourense localizó el vehículo que utilizó en la huída, por lo que se inició un dispositivo de vigilancia discreta en las inmediaciones con agentes de paisano de la Policía Judicial apoyados por otros efectivos, también de la policía local. La Estación de Renfe, la de autobuses, los locales de hostelería cercanos a esa zona fueron los objetivos preferentes. También se alertó y se mostró la foto a los vigilantes de las estaciones. Uno de ellos, en concreto el que prestaba servicio en la de Renfe, lo detectó en la estación al filo de la una de la tarde, alertando a los agentes que procedieron a su detención para la puesta a disposición del juzgado de guardia. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Detenido en Ourense un hombre que agredió con una barra de hierro a su pareja en Vigo