«Os bombeiros nunca tivemos tanto medo a que soara unha alarma»

El colectivo recoge firmas para exigir al Concello que dote de personal al servicio


ourense / la voz

El colectivo de los bomberos de Ourense inició este viernes una recogida de firmas entre la ciudadanía para visibilizar la situación que vive el servicio por la falta de personal, que los representantes sindicales atribuyen a la inactividad del Concello. «No ano 2005 a Relación de Postos de Traballo (RPT) marcaba 75 bombeiros, no 2014 descendeu a 71 e na nova RPT baixou a 67. Para nós isto é un insulto e tamén para toda a cidadanía porque falamos da seguridade de todos os ourensáns. Non podemos arriscar no noso traballo nin consentir que a seguridade de todos estea en entredito. Agora somos 50, nun mes seremos 49 e a finais de ano, 48», explica Alfonso Iglesias, bombero del CSIF. Y pone como ejemplo la intervención que tuvieron que hacer durante el entierro de la sardina: «Fumos a un incendio e se nese momento houbera outro aviso, alguén tería que esperar. Os bombeiros nunca tivemos tanto medo a que soara unha alarma. Non polo traballo, senón pola capacidade humana que temos para solventar emerxencias».

Afirman que el Concello de Ourense es el máximo responsable y, en concreto, el grupo de gobierno del que, aseguran, notan cierto resquemor desde que iniciaron las protestas. «É certo que para un grupo de goberno en minoría é difícil gobernar pero ese non é o noso traballo. É responsabilidade deles. Nós, cando vamos a un incendio, non podemos titubear e dicir que non temos persoal», señalan los bomberos. También exigen un plan de formación y de prevención y que se explique dónde está el dinero que la aseguradora Unespa destina cada año exclusivamente para este servicio.

Flora Moure: «Les invitamos a que las medidas de presión las dirijan hacia sus representantes sindicales»

La concejala de Recursos Humanos del Concello, Flora Moure, asegura no entender que las protestas de los bomberos se dirijan hacia el grupo de gobierno. Explicó que los sindicatos rechazaron la oferta puesta sobre la mesa en la que se establecía que de las 136 plazas de empleo público del Concello, 11 fueran destinadas al cuerpo de bomberos, pudiéndose ampliar a 15. «Les invitamos a que las medidas de presión las dirijan hacia sus representantes sindicales», afirmó.

La respuesta fue contundente por parte de los sindicatos que señalaron ayer que la propuesta del Concello es más publicitaria y propagandística, de cara a las elecciones, que real. «O feito é que fan a proposta un par de meses antes das eleccións e sabendo que non é posible cubrir as vacantes antes de que chegue o verán, período no que os problemas multiplicaranse. Esta medida tiveron que tomala hai anos», señala José Manuel Barquero, de la CIG. «A súa inactividade fará que no verán teñamos un problema gravísimo de persoal que terá que asumir situacións novas porque cada día somos menos. A do Concello é unha actuación hipócrita porque despois de anos reclamando esta medida anúnciana cando lles quedan dous meses de mandato. A sensación que temos é que é unha decisión publicitaria», añade. Además de creer que once plazas son insuficientes, también reclaman que no sean cubiertas por interinos sino por funcionarios, «porque estes postos son da cidade de Ourense e non poden traer un traballo precario». «Outra cousas será a do parque comarcal», señala Juan Antonio Cid, bombero de Comisiones Obreras. «O noso problema non o van solucionar porque a oferta de emprego público que plantexan ten moitas irregularidades e non soluciona os problemas que ten o Concello, non so no noso corpo», explican.

Todo el colectivo de bomberos de la ciudad, explican los delegados sindicales, apoyan estas reivindicaciones que, indican, tampoco reciben la defensa del resto de grupos representados en la corporación municipal, de la oposición. «Só en pequenas pinceladas», señalan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Os bombeiros nunca tivemos tanto medo a que soara unha alarma»