Viernes preelectorales


Llama la impresión ver cómo algunos se echan las manos a la cabeza por los llamados «viernes sociales». Les parece mal que el Gobierno de Pedro Sánchez aproveche hasta el último momento en La Moncloa para poner en marcha iniciativas políticas de calado. Ven en esa maniobra un interés meramente electoralista, como si fuera la primera vez que ocurre.

Esta misma semana el Concello de Ourense y la Diputación han hecho anuncios en esta línea. Difícilmente podría interpretarse de otro modo la urgencia con la que parece haberse tomado el gobierno municipal de la capital ourensana la aprobación provisional del PXOM, que llevaba cinco años retrasándose. De hecho, el ejecutivo local estuvo seis meses esperando por unos informes que no han llegado y que ahora resulta que, aún siendo preceptivos, son totalmente prescindibles. Por lo que respecta a la Diputación, el último viernes de este mes se aprobará una modificación presupuestaria que movilizará nada menos que 8,3 millones de euros en subvenciones a diversas entidades y en obras en carreteras de titularidad provincial. Intuir un interés electoralista en ese reparto parece sencillo, especialmente si se tiene en cuenta que todas las ayudas concedidas son vía nominativa, es decir, sin concurso público, bajo criterio exclusivo del gobierno provincial que lidera José Manuel Baltar.

Y todo esto ocurre cuando aún queda mes y medio para las generales y otro mes más para las municipales. Es de prever, por lo tanto, que aún tendremos varios viernes electorales más en Ourense. Sociales, no.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Viernes preelectorales